Gobiernos provinciales y municipales confirmaron que en los últimos días debieron sumar nuevas camas en los centros de salud destinados a atender a pacientes de coronavirus ante el aumento de los contagios en distintas localidades y en varios casos reportaron que, a diferencia del año pasado, en esta segunda ola de la pandemia hay más casos de personas jóvenes internadas por la Covid.

En Buenos Aires, el subsecretario de Atención y Cuidados Integrales en Salud, Nicolás Kreplak, advirtió hoy que "el nivel de ocupación de camas es muy preocupante" y precisó que en la provincia tenían en el área de cuidados intensivos "4.352 camas, 2.183 públicas y 2.169 privadas, con 63% de ocupación total promedio y 72 por ciento en el AMBA", que comprende a unos cuarenta municipios del conurbano bonaerense.

"En un esfuerzo enorme de todo el equipo de salud, desde el sistema público de Provincia vamos a sumar 250 camas nuevas de terapia intensiva, en dos etapas de 15 días cada una", anunció Kreplak y recordó que "cuando comenzó la pandemia, el sistema público tenía 883 camas que se expandieron a 2.183 en muy poco tiempo".

"Cuando comenzó la pandemia, el sistema público tenía 883 camas que se expandieron a 2.183 en muy poco tiempo".

El funcionario destacó que "el esfuerzo es muy grande y el trabajo del equipo de salud aún mayor. Estamos incorporando camas con una plasticidad nunca vista" y afirmó que "en la provincia estamos haciendo hasta lo imposible para ampliar el sistema y que nadie se quede sin cama".

En Bahía Blanca, el secretario de Salud municipal, Pablo Acrogliano, señaló hoy que tanto los hospitales como las clínicas "están con una ocupación del 90%" y eso, dijo "nos hace poner en alerta roja", tras lo cual apuntó que "los contagios se producen en encuentros sociales y tenemos que trabajar sobre ese punto".

El Comité de Contingencia por Coronavirus local informó hoy que de los 8 hospitales de la la ciudad de "781 camas disponibles, 513 estaban ocupadas, con un 65,69%", mientras de las 180 destinadas a coronavirus "96 estaban ocupadas con casos confirmados y 23 por sospechosos, con un 66;11%" y de las 32 camas de terapia intensiva para Covid, "sólo 3 están disponibles".

En Tucumán, la ministra de Salud, Rossana Chahla, señaló que ante el incremento de contagios "de manera exponencial en la Argentina", en la provincia hay "un promedio de 600 y 700 casos por día" y "el sistema público tiene el 62% de las camas críticas ocupadas por personas jóvenes en su mayoría".

"Estamos viendo jóvenes que se están complicando en sus cuadros, este es un llamado a los jóvenes que salen y tienen reuniones sociales", señaló la funcionaria y pidió que "en las próximas semanas no se circule después de las 23" para evitar mayores contagios.

"Estamos viendo jóvenes que se están complicando en sus cuadros, este es un llamado a los jóvenes que salen y tienen reuniones sociales".

Chahla dijo que también desde el sector privado "trasladaron su preocupación por el aumento de camas críticas, que son ocupadas no solo por pacientes con Covid 19, sino por pacientes con patologías de urgencia como apendicitis, infartos o por accidentes de tránsito".

En Jujuy, médicos del hospital de Tilcara que tiene siete de sus ocho camas ocupadas indicaron que tuvieron que derivar a pacientes de coronavirus a la capital provincial "por falta de espacio" y, según el clínico Leonardo Grosman, "es una situación bastante crítica la que estamos viviendo porque acá no podemos dar respuesta, no tenemos más camas. Hemos internado a gente en los pasillos".

Catamarca, en tanto, "no está exenta de la realidad regional y mundial", dijo hoy la ministra de Salud Claudia Palladino y apuntó que observaron "mayor cantidad de pacientes reinfectados y mayor agresividad del virus en pacientes jóvenes".

"Los hospitales San Juan Bautista y el Malbrán tienen habilitado un mayor número de camas y nuestra ocupación de las terapias intermedias es alta y eso es algo preocupante", acotó.

El gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez, admitió hoy que "el sistema de salud está estresado y tiene un límite" por lo que pidió a la población mantener los cuidados porque, dijo, "está en manos de todos los mendocinos que podamos continuar con los chicos en las escuelas, con la economía funcionando para cuidar el empleo y proteger la extraordinaria labor de todo el personal sanitario de la provincia".

La ministra de Salud provincial, Ana María Nadal, precisó que estaban "con el sistema de salud tensionado articulando la ampliación de camas críticas con el sector privado, y con una ocupación del 90% de camas de terapia, sin contar las ampliaciones programadas, entre ellas las que habrá en el hospital Central, que dará un respiro".

Ante ello, el Ministerio resolvió suspender las cirugías programadas en todos los establecimientos "siempre que las mismas no puedan postergarse" y "sin que ello represente un riesgo para la salud o la vida de las personas".

En Formosa, el director adjunto del Hospital Central, Lorenzo Lezcano, dijo que en los próximos días "se está por habilitar este edificio ubicado por la calle Mitre que es totalmente nuevo, estará equipado con tecnología de última generación y tendrá 42 camas".

"Lo que estamos haciendo es previniendo, sumando más camas y tecnologías", añadió el funcionario al explicar que en el hospital Central de la provincia "se centraliza todo" y resaltó que "desde el año pasado, se hicieron algunos cambios y nos readecuamos, tal es así que se otorgaron áreas específicas para coronavirus".

"El Gobierno apostó muy fuerte a la salud, hasta en el último rincón de la provincia hay para realizar hisopados y no sólo me refiero a la parte de laboratorio, sino también a insumos y formación de profesionales", añadió según la oficina de prensa provincial.

Santiago del Estero también comenzó a agregar camas en la Unidad de Cuidados intensivos (UCI) debido al incremento de casos de coronavirus, explicó ayer a Télam el subsecretario de Salud de la provincia, César Monti, al señalar que la semana anterior iniciaron "la remodelación para agregar camas con oxígeno en el Nodo, que funciona como hospital de campaña, para que pasen de contención simple a contención más compleja, para que sea como un sector de UCI".

En el Nodo, añadió, hay unas 270 camas, de las cuales 80 se acondicionarán para casos más críticos con asistencia de oxígeno, que "en un principio serán 45 camas y luego 35 más". (Télam)