El Ayuntamiento de Los Angeles, en Estados Unidos, prohibió de forma provisoria los campamentos para personas sin hogar a menos de dos cuadras de las escuelas y guarderías durante una reunión interrumpida por manifestantes, se informó hoy.

De este modo, el consejo votó con 11 votos a favor y tres negativos para ampliar la prohibición existente de sentarse, dormir o acampar, que actualmente solo aplicaba a las guarderías y escuelas previamente especificadas por el Consejo.

La votación, que se aplica a las escuelas públicas y privadas, se produjo después de que una votación en el mes pasado no se aprobara por unanimidad, consignó la agencia ANSA.

La reunión estuvo demorada durante aproximadamente una hora antes de la votación y luego de que docenas de personas se manifestaran en contra de la medida. Sin embargo, todavía se necesitará una segunda y última votación la próxima semana.

Alrededor de "750 escuelas públicas" están dentro de los límites de la ciudad, señalaron funcionarios del Distrito Escolar Unificado de Los Angeles al periódico Los Angeles Times.

Los Angeles se encuentra entre las muchas ciudades que luchan por hacer frente al aumento de la falta de vivienda y los grandes campamentos dispersos a lo largo de las calles, lo que provocó protestas públicas.

Por su parte, los partidarios de la prohibición general dijeron que los campamentos para personas sin hogar son una amenaza para la salud y la seguridad de los escolares, especialmente debido a la presencia disruptiva de personas con adicciones a las drogas o enfermedades mentales.

Los campamentos "son inseguros y traumáticos para los estudiantes, las familias y el personal al entrar en los campus escolares", dijo al consejo Martha Alvarez, a cargo de las relaciones gubernamentales para el distrito escolar. (Télam)