Al menos cuatro focos de incendio progresaban hoy por vientos "violentos" en el norte de Marruecos, donde bomberos y militares mantienen los esfuerzos con el objetivo de controlarlos "en las próximas horas".

Los incendios se declararon en las provincias de Larache, Uezán, Tetuán y Taza, según precisó el director del Centro de Gestión de Riesgos Climáticos Forestales, Fouad Assali.

Varias localidades tuvieron que ser evacuadas y cuatro hidroaviones del ejército operaban sobre las zonas incendiadas, cerca de Alcazarquivir, donde un pequeño pueblo de la región fue destruido por las llamas, según consignó la agencia de noticias AFP.

"Los esfuerzos continúan con la esperanza de controlar los incendios en las próximas horas", dijo Assali, citado por la agencia de noticias MAP.

Desde la noche del miércoles, se quemaron un millar de hectáreas de bosque en las provincias de Larache y Uezán, según un balance provisional.

Marruecos lleva varios días azotado por una ola de calor, con temperaturas cercanas a los 45 ºC, en un contexto de fuerte sequía y estrés hídrico.

También hay incendios en el sur de Europa, desde Portugal hasta Grecia, pasando por España y Francia. (Télam)