Un pastor evangélico miembro de la iglesia Mi Rey Mi Vida, con sede en la capital mendocina, fue procesado hoy con prisión preventiva acusado de haber abusado sexualmente de un joven que ahora tiene 23 años y reside en La Pampa, cuando tenía entre 17 y 20 años.

Se trata de Julio César De la Vega, pastor que comanda la iglesia ubicada sobre la calle Mitre, a pocos metros del Parque Central de Mendoza, quien fuera detenido hace aproximadamente un mes y ahora se le negó la excarcelación tras recibir la prisión preventiva.

Según trascendió, el denunciante -que ahora tiene 23 años- declaró que fue víctima de varios abusos sexuales cuando tenía entre 17 y 20 años, época en la que pertenecía en esta ciudad al movimiento religioso que lidera De la Vega.

Según denunció, sufrió abusos de tipo oral, tocamientos y masturbaciones en distintas ocasiones y lugares.

Entre ellos, dijo que hasta sufrió abusos dentro del templo, que por esos años estaba ubicado sobre la calle San Martín, en el departamento de Las Heras.

Hace un mes, la fiscal de Delitos Sexuales María de las Mercedes Moya imputó a De la Vega por abuso sexual simple y con acceso carnal agravado por ser ministro de culto, con riesgo a ser condenado de 8 a 20 años de prisión y quedó detenido con prisión preventiva.

En las últimas horas, el juez Diego Flamant denegó el requerimiento de la defensa, que argumentó la existencia de supuestas contradicciones e inconsistencias en las declaraciones del joven denunciante. (Télam)