Dos hombres fueron condenados a prisión perpetua y otras siete personas a penas que van de los 3 a los 11 años de prisión por el asesinato del niño Marito Salto, de 11 años, ocurrido en 2016 en la ciudad santiagueña de Quimilí, durante un ritual satánico en adoración a San La Muerte, informaron hoy fuentes judiciales.

Miguel "El terrible" Jiménez y Rodolfo "Rody" Sequeira fueron condadoas a prisión perpetua por el homicidio triplemente calificado por alevosía, ensañamiento, privación ilegítima de la libertad y abuso sexual con acceso carnal en contra del niño.

El Tribunal también condenó a 11 años de prisión a Ramón Rodríguez; mientras que para María Eugenia Montes, Ramón Ocaranza y Pablo Ramírez dictaminó tres años de cárcel.

Por otro lado, Daniel "Chicho" Sosa y Gustavo Daniel Hernández fueron absueltos del caso por el beneficio de la duda; mientras que para Daniel Gastón Ocaranza se dispuso 3 años de prisión pero con tratamiento psicológico a fin de determinar si podrá cumplir la pena, en se lapso continuará en libertad.

"Estamos muy conformes con lo que hizo la Justicia, esperamos que Marito ahora descanse en paz", dijo a Télam Mario Salto, padre de Marito, quien estuvo en el juicio.

Con lágrimas en los ojos agradeció: "A todos los santiagueños y argentinos que me han apoyado durante estos 6 años" y remarcó que esta sentencia "era la que esperábamos, para que Marito pueda descansar en paz".

"Fueron más de 200 marchas y aquí estamos, llegamos al final de 6 años de lucha, sólo agradecer a todos los que nos acompañaron", dijo.

La abogada del padre de Marito, Carol Gadán, indicó que "la querella había mantenido durante toda la requisitoria y el juicio la autoría intelectual", por eso "nos vamos conformes".

"La familia podrá hacer su duelo, y Marito tuvo justicia y descansará en paz", indicó y en ese sentido recordó que "fueron 6 años de lucha que la familia nunca descansó, la perseverancia de la familia y de quienes hemos actuado como querella, que nunca bajaron los brazos".

Asimismo, dijo que fueron "muchos elementos de prueba que han podido determinar la responsabilidad de cada uno y que seguramente son las analizadas por el tribunal al momento de dar la sentencia"

La etapa final del juicio comenzó pasada las 16 cuando los integrantes del tribunal escucharon a los nueve acusados, quienes además de brindar algunas consideraciones, se declararon inocentes.

Los fiscales indicaron que se trató de "un crimen en ritual satánico en adoración a San La Muerte", que sucedió en la ciudad de Quimilí, el 31 de mayo de 2016, cuando "Marito" subió a su bicicleta y se marchó hacia una represa, en donde fue visto por última vez con vida.

Recién el 2 de junio, un vecino encontró sus restos en bolsas de residuos en un camino que une la localidad de Otumpa con Quimilí.

(Télam)