El Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) y el colectivo YoNoFui, que trabaja en proyectos artísticos y productivos con mujeres dentro y fuera de las cárceles, presentaron hoy el libro “Castigo a Domicilio. La vida de las mujeres presas en sus casas”, que señala las dificultades que enfrentan las mujeres que cumplen condenas en sus hogares.

La publicación contiene relatos visuales y escritos de mujeres que atraviesan o atravesaron esa experiencia con el acompañamiento de la cooperativa de trabajo YoNoFui como fundamental y, por lo general, única red de contención.

Esta publicación es producto del proyecto “Formas alternativas de privación de la libertad de las mujeres en la Argentina”, implementado por el CELS con el apoyo de la República Federal de Alemania por intermedio de su Embajada en Buenos Aires.

La presentación contó con la participaron María Medrano en representación del colectivo YoNoFui; Laurana Malacalza en representación del ministerio de las Mujeres y Diversidad; Fiorella Canoni por parte del ministerio de Justicia; Paula Litvachky del CELS y el embajador de Alemania en Argentina, Ulrich Sante.

Fiorella Canoni, directora nacional de Readaptación Social del Ministerio de Justicia, sostuvo que "no es lo mismo arresto domiciliario que castigo a domicilio. En la palabra castigo hay un plus que desborda la idea de arresto, un plus que se repite en estas historias y que es donde encontramos este dolor que nos interpela".

María Medrano del colectivo YoNoFui apuntó: "Este libro no es un libro sobre mujeres privadas de su libertad; es un libro construido con ellas. Esperamos que pueda conmover e interpelar a las instituciones que tengan responsabilidad directa en generar políticas específicas para ellas".

Laurana Malacalza, subsecretaria de Abordaje Integral de las Violencias por Razones de Género, señaló que "este libro es una nueva manera de contar el encierro, en busca de conmover socialmente y romper con la estigmatización de los grupos vulnerables que promueve que las políticas de seguridad punitivas sigan teniendo tanta vigencia en nuestro país".

Por su parte la subsecretaria de Programas Especiales de Violencia por Razones de Género, Carolina Varsky, apuntó que "la violencia es una problemática estructural atravesada por dimensiones sociales, políticas, económicas, que tiene que ser atendida por el Estado como garante del ejercicio de los derechos de las mujeres privadas de libertad".

Paula Litvachky del CELS afirmó que "esta investigación muestra la historia de las mujeres en prisión domiciliaria, cómo el sistema penal y el encierro las atraviesa y genera consecuencias muy profundas en sus vidas y las de sus familias"

Ulrich Sante, embajador alemán en Argentina, enfatizó que "la falta de igualdad de oportunidades de las mujeres afecta al núcleo esencial de las democracias. Esperamos que esta publicación fortalezca el debate y la conciencia pública sobre las mujeres en prisión".

El libro “Castigo a Domicilio. La vida de las mujeres presas en sus casas” puede descargarse gratuitamente a través del link https://t.co/5A2d0OIz9Q

(Télam)