Las legisladoras porteñas del Frente de Todos Lorena Pokoik, María Bielli y Lucía Cámpora, acompañadas por miembros de la Comuna 5, presentaron hoy un amparo para frenar la subasta convocada por el Gobierno de la Ciudad de dos edificios que lindan con una escuela infantil en Almagro.

La medida de las legisladoras apunta a detener el remate, previsto para el martes próximo, de dos inmuebles de Pringles al 300, a fin de de permanezcan bajo dominio del Estado porteño y utilizarlos para avanzar con la ampliación del actual Centro de Desarrollo Infantil (CEDI).

El jardín maternal, al que asisten niños y niñas de entre 45 días y 3 años, es el único de la zona, y la iniciativa de algunos representantes de la Comuna 5 apunta a ampliar la superficie actual utilizando los dos edificios linderos y responder a la demanda de vacantes, calculada en 500 lugares.

“En este lugar funciona uno de los pocos Centros de Desarrollo Infantil que existen en la Ciudad de Buenos Aires y que da contención a niños y niñas desde los 45 días de vida hasta los 3 años de edad”, afirmó Pokoik.

En ese sentido, la legisladora porteña y precandidata a diputada nacional por la Ciudad sostuvo que “lo que venimos exigiendo al Ejecutivo de la Ciudad es que arbitre todos los medios necesarios para que, en este lugar, construyan un jardín maternal”.

Según relataron en un comunicado del Frente de Todos, el 11 de noviembre de 2009, el entonces jefe de Gobierno de la Ciudad, Mauricio Macri, presentó un proyecto de ley en la Legislatura para declararlos innecesarios para la Ciudad y autorizar su enajenación mediante subasta pública, a los inmuebles ubicados en la calle Pringles, que fue aprobado a fin de ese año.

“Pasaron 10 años sin haber llamado a subasta, y en la sesión convocada el 5 de diciembre de 2019, la ley 3.397 fue modificada por la ley 6.287 que declaró innecesarios para la gestión del Gobierno de la CABA a los inmuebles comprendidos en su artículo 1, que incluyó una vez más el de Pringles”, puntualizaron.

Para Pokoik, “lo grave es que ambas leyes fueron aprobadas con lectura simple porque Horacio Rodríguez Larreta dice que los edificios pertenecen al dominio privado de la Ciudad y por tanto no contaron con audiencia pública previa al tratamiento legislativo de los proyectos”.

“Pero es mentira, estos edificios son públicos, de todos nosotros y nosotras, y tiene que haber una audiencia pública después de la aprobación simple, para luego votar definitivamente ambas normas. De esta manera el gobierno porteño viola la Constitución de la Ciudad, más precisamente el artículo 89”, aclaró.

“Desde el Frente de Todos, no solo le reclamamos al jefe de Gobierno de la Ciudad, que en este lugar construya un jardín maternal para las más de 500 familias que buscan vacantes en la Comuna 5, sino, además, le exigimos que respete las leyes y que no viole una de las herramientas más democráticas como es la participación ciudadana, al ignorar las audiencias públicas y negarse a escuchar las opiniones de vecinos y vecinas”, concluyó Pokoik. (Télam)