Un informe difundido por la Organización de Naciones Unidas (ONU) afirma que se alcanzó la llamada Meta 11 de Aichi, establecida hace 10 años, que preveía proteger más tierras, más aguas continentales y más medio marino.

No obstante, el trabajo también mostró cómo esas áreas están muchas veces aisladas y cómo la biodiversidad "se está perdiendo incluso dentro de las zonas de protección, donde América Latina y el Caribe es la región más protegida del mundo".

"El mundo ha dado un paso importante al lograr una de las metas que se había propuesto, proteger al menos 17% de la tierra y las aguas continentales y 10% del medio marino, pero se ha quedado corto en sus compromisos sobre la calidad de estas áreas", indicó el informe.

Agregó que "solo el 8% de esas áreas terrestres protegidas están conectadas. Y la pérdida de biodiversidad continúa".

Estas son las principales conclusiones de un un nuevo informe por el Centro de Monitoreo de la Conservación del Ambiente y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, elaborado con el apoyo de la National Geographic Society y difundido por la ONU.

La última edición del informe Planeta Protegido que se publica cada dos años es la evaluación final de la Meta 11 de Aichi establecida en 2010 sobre áreas protegidas y conservadas que tenía como objetivo brindar importantes beneficios tanto a la biodiversidad como a las personas en un periodo de diez años.

Según el informe, "desde 2010 hasta la fecha, el progreso ha sido notable, ya que el 42% de los más de 22 millones de km2 de tierra y 28 millones de km2 de océano protegidos o conservados se agregaron en la última década, lográndose el objetivo".


(Télam)