Una serie de fotos inéditas del gueto de Varsovia, que fueron tomadas sigilosamente por un bombero polaco cuando sucedía la insurrección judía contra el ejército nazi, hace 80 años, y que fueron halladas en un granero, fueron presentadas hoy en la capital polaca.

En total son 33 fotos del gueto las que figuran en este rollo "milagrosamente hallado" en diciembre, y que fueron tomadas por Zbigniew Grzywaczewski, un bombero polaco que fue convocado a apagar incendios provocados por los nazis tras desencadenarse la insurrección judía en el gueto de Varsovia, el 19 de abril de 1943, liderada por el joven de 24 años perteneciente al movimiento socialista Mordejai Anielewicz.

Los alemanes incendiaban sistemáticamente edificios del gueto para sacar a los insurgentes escondidos, informó la agencia AFP.

"Fotos tomadas por alemanes constituyen casi la totalidad de la documentación fotográfica del Holocausto. En la actualidad imaginamos el gueto a través de su mirada", declaró Jacek Leociak, historiador del Holocausto, en una conferencia en el museo de Historia de los judíos polacos.

Y agregó que "este rollo es un documento inestimable pues supera la perspectiva alemana, la de los verdugos que fotografiaban a los judíos como víctimas deshumanizadas, anónimas".

Las imágenes no muestran los combates, en una de ellas, tomada desde un lugar alto, un grupo de judíos, hombres, mujeres y niños, es escoltado por soldados alemanes armados hacia Umschlagplatz, lugar desde donde partían hacia los campos de exterminio.

En otra, se observa una calle desierta, la espesa humareda que cubre edificios, mientras escombros y cables se ven en la calzada.

En la tercera, bomberos apagan edificios incendiados.

"Son las únicas fotos que no fueron tomadas por alemanes (en el gueto durante la insurrección) y que no fueron realizadas con fines de propaganda", declaró a la agencia AFP Zuzanna Schnepf-Kolacz, una de las comisarias de la exposición "En torno a nosotros, un mar de fuego", que se presentarán al público desde el próximo mes de abril.

El gueto de Varsovia fue creado por los alemanes un año después de la invasión de Polonia en 1939 y su objetivo era exterminar a sus habitantes por hambre y enfermedades, o deportarlos hacia el campo de la muerte de Treblinka, situado 80 kilómetros al este de Varsovia.

El 19 de abril de 1943, unos centenares de judíos atacaron a los nazis porque habían decidido que preferían morir con armas en las manos en vez de ser llevados a las cámaras de gas.

Al rollo se lo consideró desaparecido durante mucho tiempo, y solo 12 fotos eran conocidas hasta ahora como copias realizadas en papel de mala calidad y mal enmarcadas.

Las copias fueron entregadas por el autor a una familia judía que se ocultaba en su departamento durante la guerra y que emigró -luego- a Estados Unidos.

En los años 90 fueron ofrecidas por esa familia al Memorial del Holocausto en Washington.

Hace apenas seis meses los organizadores de la próxima exposición, que conocían las copias, contactaron a la familia del fotógrafo con la esperanza de hallar otras fotos.

El hijo de Zbigniew, Maciej, encontró el viejo rollo en una caja de cartón olvidada por décadas, que contenía archivos fotográficos de su padre, muerto en 2003.

"Mi padre nunca nos dijo que había tomado esas fotos en el gueto, tal vez porque era muy duro para él. Hace poco supe que las copias en papel estaban en Washington", explicó Grzywaczewski.

"En el rollo se ven al mismo tiempo fotos de mi madre, su familia y las imágenes del gueto", agregó.

Su padre también escribió un diario durante la guerra.

En mayo de 1943, escribió: "Pienso que guardaré en la memoria siempre las imágenes de esas siluetas titubeando de hambre y pavor, sucias, destrozadas. De (esas personas) fusiladas masivamente, con sobrevivientes caminando sobre los cadáveres de los que fueron abatidos". (Télam)