Los focos ígneos ocurridos en la primera semana de septiembre superan a los registrados durante el mes pasado y la sequía promete una temporada alta complicada para la provincia de San Luis, según informaron hoy fuentes oficiales.

Rafael Godoy, jefe de Bomberos de la Policía de San Luis , aseguró: “Los incendios de esta semana fueron muy grandes en cantidad de superficie quemada y de recursos” y superaron a los registrados durante todo agosto en la Provincia

“Hasta ayer había varios focos ígneos activos en el territorio provincia” aclaró el funcionario y agregó que en San Luis siempre se da la temporada de incendios entre agosto y octubre, pero "estos últimos años se amplió el período y se puede extender hasta enero”.

“Esto se debe a que no hemos tenido muchas precipitaciones porque estamos afectados por el fenómeno de La Niña, por lo que la vegetación suele estar seca por más que sea verano, porque no llueve lo suficiente", explicó el jefe de bomberos.

Según el reporte oficial, en agosto se registraron entre 10 y 12 focos ígneos; que durante las últimas horas fueron más de 10 focos activos.

El reporte del Gobierno de la Provincia indicó que anoche los bomberos seguían trabajando en los focos activos de Renca y Tilisarao; que están "contenidas" en Santa Rosa, El Trapiche y La Punta; mientras que fueron "extinguidas" las de El Volcán, Potrero de los Funes, Las Isletas, Fortín El Patria, Villa de Merlo, Quines y Villa Mercedes.

Godoy apuntó que durante este año, hasta agosto, la cantidad de hectáreas afectadas por los incendios “eran 42.000”, de las cuales 15.000 eran de Buena Esperanza, 4.500 de El Trapiche, 3.000 del paraje Las Palomas y 150 de Carpintería, según indica un informe de la Secretaría de Ambiente de la Provincia, realizado a partir de imágenes satelitales y relevamientos en terreno.

Las hectáreas restantes pertenecen a localidades de los departamentos Pringles, Pedernera, Junín y Chacabuco.

Por otra parte, el jefe de Bomberos dijo que si bien la cantidad de incendios de este año todavía no supera a la de todo el año pasado, "estamos a punto de pasar la cifra”, y agregó que en 2022 "hubo incendios que consumieron mucha superficie”.

Se suma a la propagación del fuego en varios puntos de la provincia, la sequía provocada por la falta de lluvias, por la que en la Villa de Merlo, en el norte provincial, el Consejo Administrativo de la Cooperativa de Agua de Merlo declaró la emergencia hídrica. (Télam)