La tradicional y convocante procesión en honor al Señor y la Virgen del Milagro, que cada año se realiza el 15 de septiembre, en el centro de la capital salteña, con la participación de más de 800.000 fieles, fue postergada hasta cuando “la prudencia lo aconseje”, según un comunicado emitido por la Catedral Basílica de Salta, en el marco de la pandemia por coronavirus.

El documento, firmado por el vicario episcopal, presbítero Javier Romero; el presbítero Daniel Ochoa; y el vicario cooperador, presbítero Pedro Guadalberto Ríos, dice que la procesión del Señor y la Virgen del Milagro “queda postergada”.

“La contingencia nos lleva a solo poder asegurar las consultas necesarias que el señor arzobispo realizará a las autoridades pertinentes, y el trabajo mancomunado con los sacerdotes del Santuario, de manera que se puedan abrir caminos posibles de realización cuando la prudencia lo aconseje”, expresa el comunicado de la Catedral salteña.

No obstante, se elaboró un cronograma de actividades relacionada con esta celebración religiosa, que cada año convoca a cientos de miles de feligreses y peregrinos en la capital salteña.

En este sentido, se informó que la entronización de las imágenes del Señor y la Virgen del Milagro se concretará el sábado 15 de agosto próximo, a las 17, en la Catedral, sin presencia de fieles y a través de Facebook Live.

En tanto, no se enviarán invitaciones a las instituciones públicas y privadas para las visitas a la Catedral durante el tiempo del Milagro, como cada año.

En esta ocasión las visitas al templo “se recomiendan dentro del marco estipulado por las autoridades sanitarias, respetando los estrictos protocolos y sujetas a los posibles cambios que se requieran”.

Por otro lado, se suspende “toda organización y recepción de peregrinaciones en el Santuario, es decir, toda acción que implique el traslado de personas a pie, bicicletas o a caballos”, por lo que “se mantendrá contacto virtual con los responsables de peregrinaciones, para ser creativos en el modo de vivir el Milagro 2020”.

Asimismo, quedan suspendidos los eventos masivos relacionados con esta fiesta religiosa, como El Milagrito, el Milagro de la Infancia y el Milagro Juvenil, mientras que la Novena del Milagro, que se realiza entre el 6 y el 15 de septiembre, se desarrollará de modo virtual, al igual que las celebraciones del Triduo de Pontificales, los días 13, 14 y 15 de septiembre.

Según la situación epidemiológica de la provincia, llegada esa fecha, se evaluará la posibilidad de rezar la novena con la presencia de fieles, bajo estrictos protocolos sanitarios, en el marco de la pandemia de Covid-19. (Télam)