El Tribunal de Enjuiciamiento de Magistrados de Santa Fe postergó para el 7 de septiembre próximo el tratamiento del pedido de jury al juez penal Rodolfo Mingarini, quien dejó en libertad a un acusado de abuso sexual con el argumento de que se colocó un preservativo, informaron fuentes judiciales.

El Tribunal de Enjuiciamiento, que se reunió hoy en la ciudad de Santa Fe, no pudo formalizar la apertura del proceso de jury contra Mingarini por la ausencia de uno de sus integrantes, el diputado provincial Maximiliano Pullaro.

El resto de los miembros resolvió convocar a una nueva reunión el próximo 7 de septiembre y citar para ese día al juez "a los fines de que el mismo sea oído por todos los integrantes del Tribunal", informó la Corte Suprema provincial en un comunicado.

La presencia del acusado, cuya destitución impulsan organizaciones de géneros y legisladoras provinciales de diferentes bloque parlamentarios, oficiará de ejercicio de su defensa, indicaron a Télam voceros del caso.

El planteo formal de enjuiciamiento a Mingarini por mal desempeño fue realizado en junio pasado por el procurador general de la Corte santafesina, Jorge Barraguirre.

El juez penal quedó en el centro del debate público cuando se conoció una resolución en la que decidió liberar con restricciones a un albañil acusado de abuso sexual de una mujer.

El hecho ocurrió en una obra en construcción del norte de la ciudad de Santa Fe, ubicada frente al domicilio de la víctima.

La fiscal del caso, Celeste Minitti, solicitó en la audiencia de imputación que el acusado quedara bajo prisión preventiva a los fines de garantizar la seguridad de la víctima, mientras se sustancia el proceso.

El juez rechazó el planteo de la fiscal y le otorgó la libertad, con una serie de pautas de conductas.

"No puedo relacionar ni entrar en la lógica de colocarse el profiláctico para tener esta relación cuando tiene que estar sometiendo a la víctima", fue el argumento utilizado por el juez Mingarini para morigerar el pedido de la Fiscalía.

Un informe médico encontró en la víctima "lesiones compatibles" con el abuso sexual.

En su resolución, el juez señaló que "podemos pensar que habría habido relaciones forzadas, pero no puedo entender cómo si va a tener relaciones forzadas, empujándola, sometiéndola, se toma el tiempo para colocarse el profiláctico y luego avanzar sobre el cuerpo de la víctima que según lo que está acá, se negaba".

La ministra de Igualdad, Género y Diversidad de Santa Fe, Celia Arena, realizó hoy una presentación ante el Tribunal de Enjuiciamiento en la que insiste en "la incorporación de la perspectiva de género, obligatoria en virtud de los compromisos que ha adquirido nuestro país en el plano normativo internacional y señalar cuestiones que en la presente causa consideramos de vital importancia profundizar, como la erradicación de las visiones estereotipadas de los delitos sexuales y sus consiguientes efectos perniciosos para las víctimas y para el resto de la sociedad". (Télam)