El hecho tuvo lugar en un pet shop de Villa Devoto, en Ciudad de Buenos Aires, donde un hombre dejó a su mascota para que la bañen y le corten el pelo. Pautaron un horario para su retiro; sin embargo, el hombre nunca volvió a buscar a su mascota.

Ante el paso del tiempo, las peluqueras decidieron tomar riendas sobre el asunto y comenzaron a rastrear al dueño del perro; sin embargo, los datos que había dejado como contacto eran falsos.

“El cachorro ya estaba listo y él no llegaba. No sabíamos si le había pasado algo, la verdad no teníamos idea. Pasó mucho más tiempo y no teníamos respuestas", dijo una de las empleadas del lugar, acerca de lo sucedido.

"Es la primera vez que nos pasa algo así", sostuvo; y agregó que para resolver esta situación tuvieron que publicar una fotografía del animal en las redes sociales, mientras lo cuidaban en su casa.

“El cachorro ya estaba listo y él no llegaba. No sabíamos si le había pasado algo, la verdad no teníamos idea. Pasó mucho más tiempo y no teníamos respuestas"

Finalmente, pudieron dar con una joven que se presentó en el lugar con algunos de los objetos preferidos por el perro, que la reconoció de manera inmediata. Ella les contó que el perro se lo había llevado su pareja, con la cual se habían separado, y que dedujo que había sido quien había abandonado el perro en la peluquería canina.

Hasta que lo reconoció su dueña, le dieron asilo en la casa de una de las peluqueras.

“Al parecer se habían separado hace poco tiempo, pero él no quería darle el perro. Por ese motivo lo abandonó. El cachorro no tiene la culpa”, relató la empleada del lugar sobre el momento del encuentro de "Rulo", como se llamaba el perro, con su dueña.

Cabe destacar que la historia fue viral en las redes sociales donde cientos de personas emitieron su opinión sobre lo sucedido, en su mayoría en contra del abandono animal