El Gobierno porteño dio hoy marcha atrás con el diseño proyectado para generar una “calle compartida” en la avenida Del Libertador, y eliminó la doble ciclovía planificada para la circulación de ciclistas y solo mantuvo un carril exclusivo, de cuatro metros de ancho, tras el pedido de vecinas y vecinos de la zona norte de la Ciudad, que anticiparon que la obra traería problemas al tránsito.

De acuerdo a datos de la Secretaría de Transporte y Obras Públicas de la Ciudad, “a partir de reuniones con vecinos de la traza, el proyecto que está transformando la avenida Libertador tendrá algunos ajustes en su segunda parte”, en alusión a la intervención que comenzó a fin de 2021 y abarcará 11 kilómetros en total, desde General Paz a Retiro.

No obstante, los cambios anunciados se implementarán en el segundo tramo de la obra -unos 2,9 kilómetros que van desde el viaducto Mitre hasta la avenida Sarmiento- donde la nueva propuesta oficial plantea la incorporación de una amplia ciclovía bidireccional de cuatro metros del lado.

El diseño original contemplaba que todo el recorrido de la avenida contara con ciclovías unidireccionales para bicicletas en cada uno de sus lados, algo que se llegó a ejecutar en la primera etapa de los trabajos viales, que arrancaron en la zona de la General Paz y que llegaron hasta el barrio de Belgrano.

Durante ese período, grupos barriales de Núñez y Belgrano realizaron protestas en contra de la obra, al considerar que perjudicaba el tránsito vehicular, en un reclamo que fue advertido por vecinas y vecinos que residen en la zona comprendida por el segundo tramo del proyecto, lo que los llevó a presentar un amparo judicial para evitar tener el mismo inconveniente.

“A partir de la versatilidad que presenta la avenida, más de 50 reuniones realizadas junto a vecinos e instituciones frentistas y atendiendo a sus aportes y comentarios, se definió redistribuir la segmentación de usos de una forma diferente al primer tramo ya que se adecúa mejor a las particularidades de esta parte de la traza”, indicaron las fuentes porteñas.

En ese sentido, precisaron que la ciclovía será bidireccional y estará sobre calzada robusta, con un separador que, por un lado, mantiene las condiciones seguras de circulación y por otro se integra al paisaje urbano”. (Télam)