La Justicia platense le ordenó al Banco Francés que no le descuente a un cliente que sufrió una ciberestafa ningún importe por un préstamo que sacaron a su nombre de forma fraudulenta y que le devuelvan 2.000 dólares que le habían debitado.

Según un comunicado de la Defensoría, que acompañó al damnificado en su reclamo, "luego de una ciberestafa sufrida por un cliente del Banco Francés, la Justicia le ordenó a esa entidad bancaria que se abstenga de descontar cualquier tipo de importe por un préstamo realizado de forma fraudulenta, y que le devuelva 2.000l dólares que le fueron debitados tras esta modalidad delictiva".

Se trata de una medida cautelar del Juzgado en lo Civil y Comercial N°1 de La Plata, a cargo de la jueza María Cecilia Valeros de Córica, que respaldó el planteo realizado por el organismo que conduce Guido Lorenzino a favor de un cliente platense.

Puntualmente, el fallo sostiene que el banco no debe realizar ningún tipo de descuento, débito y/o retenciones por el préstamo de casi 500.000 pesos que sacaron a nombre del cliente de forma fraudulenta, como así también exigió la restitución de los dólares descontados, al entender que esta situación impactaría negativamente en la economía del usuario y su familia, sobre todo en este contexto sanitario.

"Los clientes de por sí se encuentran en una relación de asimetría con el banco, ya sea por poder, por la información que poseen, por necesidad, por la capacidad de negociar cláusulas, o las consecuencias negativas que podría enfrentar", agregó Lorenzino.

Y concluyó: "Además, hay que tener en cuenta las complejidades que enfrentan algunas personas en el mundo digital, que hacen que sean objeto de situaciones de vulnerabilidad, por lo que este fallo representa una importante decisión para protegerlos". (Télam)