El Consejo Federal de Medio Ambiente (Cofema), junto con el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, declaró hoy la "emergencia ígnea en todo el territorio nacional" por un plazo de 12 meses, en función del "riesgo extremo de incendios de bosques y pastizales".

En una reunión realizada en forma remota, también se recomendó al Poder Ejecutivo nacional replicar la medida para que se habiliten partidas presupuestarias de excepción necesarias para robustecer las acciones, informó el Ministerio que conduce Juan Cabandie en un comunicado.

Durante el encuentro también se solicitó la articulación entre las jurisdicciones y el Estado nacional con el objetivo de fortalecer las políticas de prevención.

"La declaración de la emergencia ígnea es importante porque estamos ante una situación que necesita obligatoriamente de una coordinación de esfuerzos y una conjugación de voluntades para poder enfrentar un panorama muy adverso; la temporada que viene en la Patagonia es complejísima", explicó el secretario de Control y Monitoreo Ambiental, Sergio Federovisky.

Leé más > https://t.co/1g9HB7SGPf

Click to enlarge
A fallback.

"Estamos frente a un escenario que puede tender a repetirse de manera recurrente en el tiempo, es decir, un periodo de sequías prolongadas, de corrimiento de las temporadas secas en cada una de las estaciones, de temporadas sin lluvias", amplió.

Y agregó que "muy probablemente, como resultado del cambio climático, puedan presentarse temporadas de fuego a lo largo de todo el año, situación que implica un abordaje muy diferente al que veníamos teniendo hasta ahora".

El funcionario explicó que en este contexto "será necesario en un futuro cercano trabajar con un énfasis diferente y más profundo en las políticas de prevención".

En este sentido, Federovisky declaró que "las políticas del combate contra el fuego en situaciones climática adversas y con tanto material combustible en el suelo, resultan ineficientes más allá de todos los recursos a disposición que se pongan".

"Por lo tanto -continuó-, la necesidad de trabajar en la prevención es esencial, entendiendo por esta acción, la reducción de las condiciones que favorecen la llegada y la posterior propagación de los incendios una vez que la temporada de fuego ya está lanzada".

A su turno, el secretario de Ambiente de La Rioja y presidente del Cofema, Santiago Azulay, señaló que "ante un evento de estas características es necesario que todas las jurisdicciones articulemos como cuerpo" y mencionó "la actual situación en la Patagonia e incluso en otras provincias como en Santa Fe y Entre Ríos, donde hoy también tenemos focos ígneos activos".

Durante el encuentro se instó al Gobierno nacional a emular la declaración de emergencia para que se habiliten los mecanismos administrativos de excepción y "se autoricen las partidas presupuestarias necesarias para robustecer las acciones que se están implementando con el Fondo Nacional del Manejo del Fuego", se indicó en el comunicado.

También se establecieron líneas de trabajo con el objeto de afrontar la temporada de fuego trabajando sobre políticas de prevención, tales como reducción de material orgánico y combustible en el suelo, manejo de forestaciones y de áreas de plantaciones de exóticas. (Télam)