La ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires, Estela Díaz, afirmó hoy que "falló el análisis del riesgo que Úrsula (Bahillo) corría", en referencia a la joven asesinada en Rojas, por lo que desde su cartera capacitarán en ese aspecto a las áreas de género de los municipios y agilizarán el programa de colocación de tobilleras para los violentos.

"Al ministerio no llegó el caso y lo lamentamos enormemente porque se podría haber evitado la muerte de la joven", sostuvo Díaz en un comunicado.

Expresó que "estamos conmovidos con el femicidio de Úrsula, que registra como todos los femicidios el dolor de lo irreparable, pero, además en este caso que hubo pedido de ayuda, que hubo denuncias previas y que no hubo la ponderación del riesgo existente".

"Falló el análisis del riesgo que Úrsula corría, nos interpela y seguiremos trabajando incansablemente para dar respuesta", aseguró.

Desde ayer, un equipo del ministerio trabaja en la ciudad bonaerense de Rojas y llevó adelante una intervención por la que se realizó el abordaje integral de los aspectos del caso de femicidio, el acompañamiento de la familia y las intervenciones frente a las denuncias de violencia institucional.

Durante el encuentro de esta tarde, se acordó acelerar la resolución conjunta del programa de tobilleras y el protocolo de actuación de los tres organismos ministeriales y se definió realizar una capacitación sobre evaluación de riesgo con las áreas de género de los municipios de la región.

Por su parte, la subsecretaria de Políticas contra las Violencias por Razones de Género, Flavia Delmas, consideró que "hay una gran deuda pendiente con la política de género en el Poder Judicial y está a la vista. Falta un espacio de género en la Suprema Corte de Justicia bonaerense y la Procuración".

Entre el martes y el miércoles se realizaron desde el ministerio presentaciones en la Fiscalía N° 5 a cargo de Manuel Terrón, y en la Ayudantía Fiscal de Rojas, de su colega Nora Fridblatt, a fin de colaborar con la investigación del femicidio de Úrsula.

También se presentó un escrito dirigido al juez de Paz de Rojas, Luciano Callegari, quien había dictado medidas protectoras con anterioridad al hecho, y se le solicitó que informe las denuncias previas existentes y las resoluciones adoptadas.

En lo que va del 2021, desde el ministerio se asistió y acompañó a familiares en 18 femicidios, mientras que en el 2020 se hizo en 108 casos. (Télam)