La Justicia de California, Estados Unidos, reconoció la paternidad de tres hombres sobre una nena de tres años. Ella es Parker, tiene un hermano llamado Piper de 16 meses y nada menos que tres papás: Ian Jenkins, Alan Mayfield y Jeremy Allen Hodges.

Ian y Alan comenzaron un noviazgo 17 años atrás, nueve años después conocieron a Jeremy. El amor fue mutuo y decidieron formar una relación estable, conocida como trieja.

La historia es relatada por Jenkins, de 45 años de edad, en el libro Three Dads and a Baby, que salió a la venta el pasado 9 de marzo.

“Queríamos que todo el mundo supiera que el amor hace una familia, y que las familias pueden tener un aspecto diferente, pero si te preocupas por tus hijos y haces todo lo posible para darles la mejor infancia posible, eso es lo que importa”, expresó.

Ian Jenkins, Alan Mayfield y Jeremy Allen Hodges junto a sus dos hijos y una amiga

En diálogo con la prensa, Jenkins relató el comienzo de la paternidad compartida, cuando una amiga les ofreció embriones de un tratamiento que no pudo usar, y decidieron “formar una familia única”.

Dado que para “la subrogación gestacional hay que tener una orden de paternidad del tribunal, declarando quiénes serán los padres legales”, comenzaron un proceso judicial para estar los tres en el certificado de nacimiento.

“Todos tenemos trabajos, todos tenemos pensiones con nuestros trabajos y seguros de salud y ese tipo de cosas, y si no figuran como padres legales de sus hijos, entonces no pueden recibir esos beneficios”, explicó el entrevistado.

Así fue como los tres pidieron hablar en el juzgado y contar su punto de vista, lo que resultó ser “una escena bastante interesante y tensa”. Cuando parecía que no les iban a conceder la triple paternidad legal, el juez finalmente dio el visto bueno a la familia