Una mujer que en septiembre último denunció haber recibido una golpiza en una comisaría de la ciudad de Berisso pidió, junto a la Asociación Miguel Bru, que sea exonerado el policía que la atacó.

Se trata de Paula Arévalo, quien reclamó además que se acelere la investigación de las agresiones que sufrió, ya que dijo sentirse desprotegida y tener miedo porque el policía "en pocos días puede volver a reintegrarse al trabajo".

La mujer, acompañada por Rosa Bru, presidenta de la Asociación Miguel Bru, entidad que lucha contra la violencia policial y que lleva ese nombre en recuerdo al estudiante de periodismo torturado hasta morir en 1993, pidió la exoneración del policía de la seccional cuarta de Villa Arguello, en Berisso, Andrés Cantero, precisó un comunicado de la Asociación.

El 25 de septiembre Paula Arévalo fue a la Comisaría Cuarta de Villa Argüello, en la localidad de Berisso, por un problema familiar y recibió una golpiza salvaje de parte de Cantero.

Arévalo relató que ella había ido a la comisaría por un problema familiar y que, una vez allí, fue agredida por Cantero brutalmente: "Este policía vino a golpearme sin haberle dado ningún motivo, fui insultada y esposada…. además me pegó piñas, patadas y me dio un cabezazo que me provocó cortes y un derrame en el ojo derecho", explicó.

A partir de la intervención de la Asociación Miguel Bru con acompañamiento de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, se logró radicar la denuncia contra el policía en la misma comisaría por lo que se inició el sumario correspondiente en Asuntos Internos y la causa que tramita en la Fiscalía (UFI) N ° 1 de La Plata por violencia institucional.

Cantero fue denunciado y desafectado de sus funciones por 60 días. Esta medida vence a fin de mes.

"En todo este tiempo nos quejamos varias veces ante la UFI 1 porque la causa está frenada, sin avances", dijo Rosa Bru.

Sostuvo que "este es un caso de violencia institucional agravada por la violencia de género. Este policía no puede estar trabajando de nuevo, como si nada hubiera pasado. Puede golpear a alguien más en cualquier momento. Además de ser violento en su ámbito de trabajo, puede serlo en su vida personal. Es algo que la Justicia debería investigar para evitar nuevas víctimas. Debe ser echado de la Policía Bonaerense de forma inmediata", (Télam)