La acusación de encubrimiento de abuso sexual contra el remero de Río Negro Néstor "Piri" Pinta, de quien se sospecha que conocía los ilícitos que cometía su padre que luego se suicidió al conocerse los casos, sumó hoy nuevas pruebas por lo que la defensa de la vícitma pidió a la fiscalía que se lo impute de ese delito.

Nestor "Piri" Pinta, quien dirigía la Escuela Municipal de Remo de Carmen de Patagones, esta acusado de haber encubierto los abusos sexuales que su padre Aldo Pinta, cometíó contra una menor de 15 años, quien tomaba clases de ese deporte entre 2015 y 2016

"Una de las pruebas aportadas fue la desgrabación de un chat, y otra son fotos presentadas en su momento en un CD", dijo a Télam, la abogada Fernanda Petersen.

La denuncia se formuló en junio de 2020 en la Unidad Fiscal Temática 14 de Bahía Blanca, por los abusos que padeció la víctima entre septiembre de 2015 y noviembre de 2016, pero el padre del remero, de 62 años, se quitó la vida y la causa quedó extinguida.

La víctima había declarado que los abusos eran cometidos con el consentimiento del hijo de Pinta, múltiple campeón de regatas que en julio del año pasado fue acusado de "promoción y facilitación a la corrupción de menores".

En ese marco, la abogada Fernanda Petersen pidió que imputen por "encubrimiento" a Pinta

Click to enlarge
A fallback.

"Lo formalicé por sistema el martes de la semana pasada y la fiscal Marina Lara la recibió junto a sus familiares, el viernes", detalló la abogada y agregó que "hablaron sobre el estado de la causa, y plantearon el escrito donde se solicitó la imputación formal de Néstor Pinta como encubridor de los hechos que cometió su padre".

"Hicimos una colaboración de toda la investigación, que llevó casi un año y planteamos los motivo que nosotras consideramos para imputar por este delito y por este tipo de participación a Néstor Pinta".

La víctima, hoy mayor de edad dijo que los hechos se registraban "con la anuencia del deportista, entrenador de un nutrido grupo de chicos y chicas menores de edad en esa época".

Según se desprende de la denuncia, los abusos eran cometidos en el contexto de los entrenamientos diarios que realizaban bajo la dirección técnica del reconocido remero, y se llevaban a cabo durante las meriendas que se servían en la casa de los padres del entonces entrenador. (Télam)