La Policía de Corrientes realizó un pedido de localización nacional con el fin de dar con el paradero de Pablo Acosta, el hombre de 32 años que fue visto por última vez el pasado viernes, cuando salió de su casa en la capital de Corrientes, informaron hoy fuentes de la fuerza provincial.

El joven atravesaba problemas familiares, según relató su padre, salió del domicilio que comparte con su esposa e hijo de seis años el viernes temprano, y fue visto por última vez esa misma noche en la localidad de Saladas.

“Se está llevando adelante el protocolo de búsqueda de personas y se realizó el pedido de localización nacional", dijo el subjefe de la Policía de Corrientes, Eduardo Acevedo en declaraciones a Télam.

En este sentido, señaló que de acuerdo al protocolo en estos casos, “todos fueron notificados y todas las fuerzas provinciales y federales están en conocimiento de la desaparición de Pablo Acosta”.

El oficial señaló además sobre el hombre de 32 años que, tras haber estado en la localidad ubicada a 100 kilómetros de la ciudad de Corrientes, donde pidió alojamiento en la iglesia, no se tiene más información sobre su paradero.

“Se movilizaba ‘a dedo’ porque no llevó efectivo ni tarjetas de crédito, por eso creemos que está en el país”, explicó Acevedo y agregó que “no tiene recursos para moverse demasiado”.

Por otra parte, Acevedo, señaló que tienen "mucha esperanza de que regrese a su casa”.

Por su parte, Gustavo Acosta, padre de Pablo, reiteró en diálogo con esta agencia el pedido a su hijo: “Que recapacite, porque todo tiene solución y su hijo de seis años lo está esperando”.

Pablo Martín Acosta mide 1,82 metros, pesa unos 90 kilogramos, tiene tez blanca y vestía al momento de salir de su hogar, jean, campera azul oscura, zapatillas oscuras y llevaba consigo una mochila negra.

Cualquier información sobre su paradero, deberá ser comunicada a los teléfonos: 379-4664065 / 379-4530902 o a la Comisaría más cercana.



(Télam)