La Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) solicitó la suspensión de la licencia de conducir a un conductor en estado de ebriedad que volcó y se negó a salir del vehículo ante la presencia de la Policía, Bomberos y vecinos.

La ANSV, organismo dependiente del Ministerio de Transporte, tomó conocimiento ayer del siniestro vial que tuvo lugar en la localidad bonaerense de San Fernando, y solicitó a la Dirección Provincial de Política y Seguridad Vial de la provincia de Buenos Aires, suspender la licencia del automovilista por su conducta irresponsable al volante y que sea reevaluado con un examen psicofísico para determinar si es apto para volver a conducir.

"Cuando decimos que el alcohol y la conducción tienen que ir por caminos separados nos referimos a este tipo de situaciones. El alcohol está presente en 1 de cada 4 siniestros viales y por suerte esta vez no hubo que lamentar víctimas fatales", señaló Pablo Martínez Carignano, director ejecutivo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

Carignano alertó que "un conductor circulando en estado de ebriedad pone en peligro la vida de las personas que transitan por la vía pública y es hora de entender que conducir con cualquier graduación alcohólica representa un riesgo y que el único límite permitido de alcohol debe ser cero. Para lograr un tránsito más seguro, el mensaje es claro: si tomás, no manejes".

En este sentido, la ANSV impulsa un proyecto de Ley de Alcohol Cero al Volante en todo el país, elaborado por el organismo, junto con asociaciones de familiares de víctimas de siniestros viales, el Ministerio de Salud, la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación Argentina (Sedronar) y los diputados nacionales Ramiro Gutiérrez y Facundo Moyano.

El pedido de suspensión de la licencia del conductor se realiza a partir de la disposición 384/2020 impulsada por la ANSV, que permite la suspensión provisoria de la Licencia Nacional de Conducir de aquellos conductores que presenten algún tipo de alteración de su aptitud para conducir y que registren un grave peligro para la seguridad vial o perjudicando notoriamente el interés público comprometido. (Télam)