Una fiscal de Tartagal solicitó que se libre el pedido de captura nacional e internacional de dos hombres sospechosos de haber abusado sexualmente de una adolescente de 13 años de una comunidad wichi del Municipio de Santa Victoria Este, del norte salteño, informaron hoy fuentes del Ministerio Público de Salta.

La fiscal de Violencia Familiar y Género de Tartagal, Lorena Martínez, solicitó al Juzgado de Garantías 1, que libre el pedido de captura nacional e internacional de dos hombres, mayores de edad, sospechosos de haber abusado sexualmente de una menor residente en el paraje La Puntana, a 45 kilómetros de Santa Victoria Este, en el departamento Rivadavia.

El hecho ocurrió durante la noche del miércoles 31 de marzo y la menor pudo regresar a su vivienda durante la mañana del jueves 1.

Hoy, Martínez visitó, junto a una psicóloga, a la menor y su madre en el hospital de Tartagal, ciudad cabecera del departamento San Martín, donde le informaron que este lunes recibirá el alta.

Allí, la madre de la niña le explicó a la fiscal que el abuso pudo haber sido cometido por un integrante de la misma comunidad wichi de La Puntana y un criollo, domiciliado en el paraje Hito 1.

La víctima, de 13 años, indicó que no conocía a sus atacantes y ratificó que salía de un templo con la hermana de su madre, de 12 años, cuando ambos agresores intentaron abusar de la otra niña, quien logró escapar.

El pedido de captura internacional formalizado hoy se suma a las tareas desplegadas por efectivos de la Policía de la Provincia y de Gendarmería Nacional en la zona de frontera, en búsqueda de los sospechosos.

La intervención de la Fiscalía se inició a partir de un informe policial de la madrugada del jueves pasado, y horas después la madre de la víctima radicó la denuncia formal.

El viernes último, la médica del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF) constató lesiones compatibles con abuso sexual y que la niña fue golpeada.

Al examen ginecológico se le agregó el kit de emergencia para episodios de abuso sexual, que suministra prestaciones tales como la de anticoncepción de emergencia, profilaxis de VIH e ITS (profilaxis posexposición sexual, toma de cultivos específicos, estudios diagnósticos de ITS: VDRL, HIV, Hepatitis B y C, entre otros) y vacunas.

El abordaje integral contempla la evaluación clínica, exámenes complementarios y tratamientos de lesiones corporales y genitales, laboratorio inicial y test de embarazo.

En caso de que este último sea positivo, se asesorará sobre el derecho a acceder a una Interrupción Legal del Embarazo (ILE), explicaron las fuentes. (Télam)