Académicos, profesionales e instituciones de todo el país solicitaron a las autoridades de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) que no autorice las charlas de un ginecólogo, al que se le atribuye haber difundido la historia médica de una niña de 11 años que fue violada y a la que se le practicó una cesárea a finales de febrero último.

Jorge Maciel, el ginecólogo autor del libro "Crítica moral a la sociedad", anunció a través de las redes sociales que la próxima semana disertará acerca de "aspectos médicos del aborto" en la Facultad de Medicina, colegios católicos y hospitales de la provincia.

El anuncio movilizó a varias organizaciones de académicos y profesionales, además de instituciones universitarias, que solicitaron al rector de la UNT, José García, que no autorice las disertaciones programadas.

En el texto, que se conoció en la últimas horas, manifiestan "una profunda preocupación respecto de la charla que brindará el médico ginecólogo Jorge Maciel en la UNT" y piden "que se evalúe" su cancelación.

La nota señala que "Maciel tuvo un rol importante en la cadena de vulneración de derechos que sufrió 'Lucía', la niña de 11 años que quedó embarazada producto de una violación y a la cual diferentes profesionales de la salud del Hospital del Este obstaculizaron la interrupción legal del embarazo".

"Este proceso le correspondía según lo establece el Código Penal desde 1921 y lo ratificó la Corte Suprema de Justicia de la Nación en 2012", señalaron.

Además, apuntaron que "Maciel y autoridades del Hospital del Este están denunciados por violación del secreto profesional y filtración de la historia clínica de la niña ante la Fiscalía Criminal de la II° Nominación de Tucumán".

"Sus acciones y discurso van en contra de las leyes nacionales y las convenciones internacionales de Derechos Humanos que exigen el respeto por la intimidad y salud mental de niños, niñas y adolescentes", agregaron.

El caso de "Lucía" tuvo repercusión nacional e internacional ya que la menor de edad ingresó a finales de enero al hospital "Eva Perón" donde los médicos constataron que cursaba un embarazo, tras haber sido violada por el novio de su abuela.

Con la intervención de la Justicia provincial, “Lucía” y su mamá solicitaron la interrupción legal del embarazo el 25 de febrero.

"Que me saquen esto que me puso el viejo adentro", fue el pedido de la niña a los médicos que la atendieron.

El Siprosa practicó la cesárea durante la madrugada del 26 de febrero y el 8 de marzo informó el fallecimiento de la neonata. (Télam)