Seis agrupaciones de pescadores artesanales de Corrientes y Chaco interrumpieron hoy el tránsito fluvial sobre el río Paraná por las "persecuciones y hostigamientos" de las que dicen ser objeto por parte de las autoridades chaqueñas y de Prefectura Naval.

Decenas de embarcaciones con sus redes de pesca se instalaron durante tres horas en el canal de navegación del río Paraná debajo del puente interprovincial General Belgrano, que une Resistencia con Corrientes.

La manifestación, que interrumpió el tránsito de convoyes de barcazas en el río, estuvo integrada por la cooperativa de malloneros -nombre con el que se denominan los pescadores con mallas artesanales- Bañado Sur de Corrientes, así como por otras cinco agrupaciones de ambas márgenes del río.

Bañado Sur expresó a través de un comunicado que los procedimientos denunciados son llevados adelante por "la Brigada Operativa Ambiental (BOA) de la provincia del Chaco y la división de prefectura que opera en la zona costa Chaco- Corrientes".

"La medida de fuerza se organizó luego que las persecuciones se agravaran con el desalojo de zonas pesqueras y registro de trabajadores del río y de sus embarcaciones en el inicio de esta semana", indicó el titular de la cooperativa, Ramón Acuña.

(Télam)