Personas con discapacidad concluyeron este mediodía una protesta que duró 24 horas, en las que estuvieron encadenadas frente a la Legislatura porteña, para exigir a las autoridades de la Ciudad de Buenos Aires que cumplan con las leyes de inclusión en materia de viviendas, educación, salud y empleo.

"Pedimos que se cumpla el cupo de viviendas sociales que, según una ley nacional, debe ser del 5% para personas con discapacidad", dijo hoy a Télam Pedro Ávalos integrante del Observatorio de los Derechos de las Personas con Discapacidad de la Ciudad de Buenos Aires.

Y agregó que también exigen a la Ciudad que cumpla con el cupo de trabajadores estatales con discapacidad, que también es, según una norma local, del 5%.

Ávalos pasó la noche en su silla de ruedas junto a otras personas con discapacidad encadenado a las vallas que rodean la Legislatura, y aunque habían solicitado autorización para poner un gacebo, la respuesta de la dirección de Espacio Público del Gobierno porteño fue negativa.

"Es un enfrentamiento de voluntades, nos quedamos de todas formas. Por la lluvia, con varios paraguas, armamos una especie de toldería", contó Ávalos, quien es abogado y vicepresidente de la Confederación General de Jubilados, Retirados, Pensionados y Adultos Mayores del País (Conjub), donde dirige el Consultorio Jurídico Gratuito para personas con discapacidad sin recursos.

Otro de los reclamos fue que la capacitación para docentes en materia de discapacidad "sea en horario laboral y dé un puntaje que incentive a hacerla. Ahora la dan los sábados y, por los puntos, te conviene más hacer un curso de cocina", comentó Ávalos con ironía.

La protesta frente al palacio legislativo, ubicado en Perú 160, comenzó ayer al mediodía y, en 24 horas, solo se acercaron a dialogar con los manifestantes dos legisladores: Victoria Montenegro, quien preside la comisión de Derechos Humanos, y Juan Manuel Valdés, que está al frente de la comisión especial de Discapacidad; ambos precandidatos del Frente de Todos para renovar sus mandatos en las elecciones de este año.

Por último, otro pedido de Ávalos y sus compañeros es que la ciudad de Buenos Aires cumpla con la entrega de medicamentos a través del programa Incluir Salud.

"Aunque desde Nación envían los fondos, en muchos distritos, como pasa en la Ciudad, hacen que sea casi imposible acceder a los medicamentos", dijo.

A fines de julio, hubo una protesta con las mismas características frente a la Legislatura, pero en ese caso el principal motivo era la reciente aprobación de una reforma al Código de Edificación porteño que habilitó la construcción de departamentos de 21,5 metros cuadrados, en los cuales una persona con silla de ruedas no puede desplazarse. (Télam)