El ministro de Educación, Jaime Perczyk, exhortó hoy a “trabajar muy fuerte” en todo el país para que en las cinco semanas que restan para el comienzo del año lectivo “todos estemos protegidos” con la vacuna contra el coronavirus, y “podamos tener 190 días de clase continuos” para que el 2022 “sea un año en el que recuperemos tiempo y aprendizaje”.

“El 2 de marzo empiezan las clases en 22 de las 24 provincias, el 90% de los chicos de jardín y primaria vuelven a la escuela y esperamos que sea un inicio de ciclo lectivo reparador, que repare tanto dolor, tanta angustia, tantas cosas que les pasaron a los argentinos, y para eso una de las tareas que tenemos que hacer es vacunarnos todos”, dijo el ministro.

Perczyk habló hoy en el acto de lanzamiento de la Campaña Nacional “Nos vacunamos para ir a la escuela”, para la presencialidad plena y segura en los establecimientos, impulsada por las carteras de Educación y de Salud, que encabezó el presidente Alberto Fernández en el Microestadio Municipal “Diego Armando Maradona” de la localidad bonaerense de Morón.

Señaló que las líneas de la campaña fueron las instrucciones que dio el presidente Fernández en el sentido de que todos los chicos tienen que tener un lugar e ir a la escuela, que hubiera presencialidad, más días y más horas de clase, y que todo el personal docente y no docente tenga su dosis de vacunación de refuerzo

Acerca de la concurrencia a los establecimientos de educación, Perczyk destacó que “la Argentina ha hecho un gran esfuerzo” para buscar y recuperar “a los chicos que no estaban antes y a los que se nos fueron de las aulas durante la pandemia”, y que “en este momento hay más de 450.000 chicos que van a escuelas de verano”.

Además, al observar que “teníamos un desgranamiento de chicos de 16 y 17 años que no terminaban la escuela secundaria”, el presidente lanzó en diciembre pasado la beca “Progresar” para esa franja de alumnos, en la cual “hasta el viernes pasado había anotados 407.000 de todas las provincias, y otros 17.000 chicos más que no iban a la escuela pero que manifestaron su compromiso de inscribirse a la beca para retornar a la escuela”, indicó.

Click to enlarge
A fallback.

“Creemos que una Argentina que quiere ser mejor, más democrática, tiene que dar siempre otra oportunidad, y la escuela es el territorio de las oportunidades para todos los argentinos”, aseveró.

En cuanto a la presencialidad y más cantidad de días y horas de clase, Perczyk recordó que con sus pares de todas las jurisdicciones se acordó “un calendario escolar para este año de 190 días de clase y priorizar temas y recuperar aprendizajes”, que “sean “continuos y que estemos protegidos, para lo que tenemos medidas de seguridad, pero fundamentalmente tenemos que vacunarnos”.

“Nosotros empezamos a vacunar a nuestros chicos hace 14 semanas, y ya tenemos en la franja de 3 a 11 años el 46% con el esquema completo; casi el 21% lo ha iniciado, y de los jóvenes de 12 a 17 años de la secundaria, casi el 84% tiene el esquema iniciado y el 66 % ya lo finalizó”, comentó.

“Eso es un enorme logro conjunto”, sostuvo el ministro, y expresó “un reconocimiento muy grande” a “todos los docentes y a todo el personal de salud que han colaborado con la campaña”.

Por su parte, el intendente de Morón, Lucas Ghi, afirmó que “lo importante es seguir trabajando para construir las condiciones sanitarias, socio comunitarias y de infraestructura para llegar al ciclo lectivo con la presencialidad garantizada con el trabajo mancomunado de articulación y complementariedad desde el primer día”.

A través de esta campaña, niñas, niños y adolescentes podrán acceder a la vacunación obligatoria del calendario presentando el carnet de vacunación al mismo tiempo que la inoculación de la vacuna contra el coronavirus para iniciar o completar el esquema.

Del mismo modo, personal docente, no docente y familias dispondrán de diferentes centros para aplicarse de manera libre la dosis de refuerzo contra el coronavirus.

La meta del plan es comenzar el ciclo lectivo 2022 con la mayor cantidad de estudiantes inoculados, tal como lo recomiendan la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), Unicef y la Organización Panamericana de la Salud (OPS). (Télam)