Desde la Federación de Cámaras de Emergencias Médicas y Medicina Domiciliara (FEM) aseguraron que "está muy difícil para un servicio de emergencia hoy conseguir un lugar (para internación) en algún sanatorio, hospital público o privado" para pacientes Covid 19 y "estamos tardando 8 ó 10 horas en conseguir una cama" incluso para traslados programados "porque el sistema se está saturando".

El vocero médico de la FEM, Silvio Aguilera, admitió además que la atención domiciliaria de requerimientos no urgentes al servicio de emergencias, puede "tener demoras de 8, 10 ó 12 horas porque hay una gran cantidad de solicitudes" pero que las urgencias se están atendiendo con la celeridad de siempre a pesar de que algunas empresas han registrado un aumento de "7.000 a 12.000 llamados diarios".

"Nosotros tenemos dos grupos de pacientes bien diferenciados a los que atendemos: cuando alguien tiene alguna dolencia o síntoma nos llama y cuando atendemos empezamos con una serie de preguntas sobre los síntomas y signos del paciente y esto permite que en forma automática se categorice el problema como una emergencia o como una consulta no urgente", dijo Aguilera, especialista en emergentología, a Radio con Vos.

"La emergencia hoy, quiero llevar la tranquilidad a la población, está cumpliendo como siempre, es decir, en el tiempo que merece cada emergencia. No piense que vamos a tardar 6, 8 o 10 horas", agregó.

El aumento de llamados "corresponden a consultas no urgentes porque la mayoría de los síntomas que se presentan en el Covid-19 son de evolución lenta, lo que hace que la mayoría de estos casos entren dentro de las consultas no urgentes", agregó.

Aguilera explicó que, si bien no todas, "una gran cantidad de las urgencias domiciliarias se hospitalizan" y allí el problema que se presenta es que "el sistema está saturado con pacientes Covid y no Covid y hoy está muy difícil para un servicio de emergencia conseguir un lugar en algún sanatorio, hospital público o privado por esta gran demanda que hay en estas instituciones".

"En el AMBA las terapias intensivas están ocupadas en un 68%. Uno podría decir 'bueno, tenemos 30%', pero como el 70% de los pacientes internados están con ventilación mecánica, tienen para 5 días o más, por eso cuando las terapias se van saturando, es difícil desaturarlas", concluyó.

(Télam)