El médico infectólogo del Hospital Muñiz y expresidente de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), Lautaro De Vedia, aseguró hoy que "hay que estar atentos" ante el reporte de un caso con "síntomas compatibles con viruela símica" de un hombre en la Ciudad de Buenos Aires, aunque remarcó que se trata de una enfermedad leve y que no es "un nuevo Covid-19".

"Por el momento no es para alarmarse, es para estar atentos y para tener una alternativa de diagnóstico si hay síntomas parecidos, y si los hay, se recomienda aislamiento", dijo el especialista en declaraciones a radio Provincia.

Ayer, el Ministerio de Salud reportó un caso con "síntomas compatibles con viruela símica", de un residente bonaerense que hizo la consulta en la Ciudad de Buenos Aires, cuyas muestras estaban siendo analizadas por el Instituto Malbrán.

De Vedia explicó al referirse al caso, que la viruela "era la más brava de las enfermedades eruptivas, existía hacia miles de años y generó terribles pandemias peores que las del Covid, con muchos muertos".

Pero aclaró que "paulatinamente fue controlándose, apareció la primera vacuna y se logró que la viruela desapareciera".

El infectólogo ponderó la eficacia de la vacuna que logró que la enfermedad desapareciera: "Es una enfermedad que no existe más. La OMS (Organización Mundial de la Salud) en 1980 declaró que no era necesario vacunar más si es que no había más viruela, pero persistió la enfermedad de la viruela de los monos que no es la de los seres humanos, es una enfermedad animal", precisó.

En ese punto, dijo que, "cada tanto, en África Central y Occidental por el contacto con ese animal podía haber algunos casos, en general leves, limitados", pero advirtió que, en los últimos años "hubo casos aislados esporádicos en algunos otros países".

Sobre esto, indicó que, en general, "aparecen luego del contacto por un viaje" y que se trata de una enfermedad "leve" que se manifiesta a través de síntomas como "manchas en la piel, fiebre, decaimiento pero que no pasa a mayores".

En cuanto a las vías de contagio, precisó que la enfermedad se transmite por medio del "contacto cutáneo, las lesiones en la piel y secreciones respiratorias".

Por último, comentó que la mayoría de los casos que se detectaron en humanos son de personas menores de 40 años, ya que los mayores ya fueron vacunados debido a que hasta los 80 se daba la vacuna obligatoria, formaba parte del calendario.

En ese punto, descartó que ante estos nuevos casos pueda volver a ser obligatoria la inoculación: "Todavía no se plantea volver a incorporar esta vacuna al plan de vacunación", completó. (Télam)