Evitar encerar los pisos para prevenir caídas, comer sano, el uso racional de medicamentos y el sexo, "deseable a cualquier edad", son algunos de los consejos que el PAMI incluyó en una guía práctica de autocuidado

para mejorar la calidad de vida de los adultos mayores y promover su autonomía.

La guía "Buen vivir" contiene recomendaciones "con el objetivo de brindar herramientas para que las personas mayores puedan tomar las mejores decisiones que les permitan vivir una vida plena y cuidarse mejor", explicó la directora ejecutiva de PAMI, Luana Volnovich.

Con lenguaje claro y estructurado para que la persona encuentre fácilmente lo que le interesa, la guía reúne información sobre alimentación, actividad física, detección de situaciones problemáticas, uso de medicamentos, sexualidad y descanso.

Mónica Roque, secretaria general de Derechos Humanos y Políticas de Cuidado de PAMI, señaló a Télam que "la guía pretende promover tanto la autonomía de la persona mayor, que es su capacidad de decidir y hacerlo en relación al conocimiento de estilos de vida saludable, y también la independencia desde el punto de vista biopsicosocial".

La funcionaria, médica y con muchos años de experiencia en el trabajo con personas mayores, subrayó que resulta "muy importante" dar conocimientos a las personas mayores sobre los riesgos o las causas que pueden llevar a una enfermedad, "para que pueda generar su acciones de autocuidado, que es un acto voluntario, y es muy importante que ellas y ellos ejerzan esas acciones".

Para tal fin, la guía presenta un apartado donde se habla de cuatro posibles situaciones problemáticas que suelen ser multicausales, las cuales pueden prevenirse y tratarse.

Se trata de "dificultades para la memoria, problemas de movilidad, mareos e inestabilidad con riesgos de caídas, y problemas de transito intestinal y constipación".

Romina Rubin, vicepresidenta de la Sociedad Argentina de Gerontología y Geriatría, adhirió a la importancia que tiene la promoción y distribución de guías de autocuidado porque "le otorga herramientas a los protagonistas para poder desarrollar aún más y sostener su autonomía para mejorar su calidad de vida".

"Es fundamental que los adultos mayores y sus familias se informen para cambiar hábitos que permitan una vida más saludables, e incluso para todas las etapas de la vida, donde si uno ayuda a otra persona mayor sea para promover este autocuidado", señaló a Télam Rubin.

La especialista subrayó también la necesidad de "instalar el autocuidado y practicarlo como herramienta" y dijo que debería estar presente durante toda la vida de una persona.

La funcionaria de PAMI explicó que "las patologías más frecuentes en este grupo etario son las enfermedades no transmisibles".

"Estas enfermedades crónicas a veces pueden impedir la realización de las actividades de la vida diaria, por eso es importante distinguir cuáles son los signos que pueden aparecer para acudir a profesionales de la salud y de esa manera evitar las complicaciones", detalló.

En este contexto, la guía no solo brinda información sobre las situaciones o signos que deben producir alerta para consultar con un médico, sino que da consejos prácticos sobre cómo manejarse ante determinadas situaciones como, por ejemplo, la pérdida de visión, oído o estabilidad, así como "tips" generales para tener una vida saludable.

No "picar" entre las comidas, no extender la siesta, evitar el uso de bolsas de agua caliente que pueden producir quemaduras, no encerar o colocar patines en los pisos, dejar una luz encendida de noche por si se quiere ir al baño, son algunas de las recomendaciones.

También sugiere cómo manejarse en el contexto de la pandemia: utilizar siempre barbijo, evitar aglomeraciones, buscar actividades dentro de la casa como leer o hacer jardinería, consultar frente a la pérdida de gusto u olfato repentino que puede ser un indicador de Covid-19, entre otras.

La guía cuenta con un apartado sobre sexualidad, un aspecto a veces relegado en la bibliografía gerontológica: "La sexualidad es una fuente de placeres a lo largo de toda la vida y la edad por sí misma no supone una barrera para la satisfacción. De hecho, la mayoría de las personas mayores sigue teniendo orgasmos durante el encuentro sexual, que no se limita al coito", indica el material.

En esta línea, la guía recuerda que "el orgasmo se alcanza a lo largo de toda la vida", que "el coito no es la única manifestación de la sexualidad" y señala que "la masturbación puede ser saludable física y mentalmente".

El trabajo se suma a otros materiales que PAMI presentó como una guía práctica para saber si se está experimentando un envejecimiento "normal" o un deterioro cognitivo patológico y también una autoevaluación de salud que se elaboró junto a la Fundación Favaloro como parte del programa Chequeate en Casa, que permite detectar signos de alerta para consultar con especialistas.

La guía de buenas prácticas para el autocuidado de la salud de las personas mayores "Buen vivir" puede descargarse en https://comunidad.pami.org.ar/guia-de-buenas-practicas-para-el-autocuidado-de-la-salud-de-las-personas-mayores/. (Télam)