Pakistán obtuvo más de 9.000 millones de dólares de ayuda internacional para la reconstrucción del país, a cinco meses de las "catastróficas" inundaciones provocadas por el cambio climático, se informó hoy.

Tras la Conferencia Internacional de Donantes en Ginebra, organizada por la ONU, el ministro de Relaciones Exteriores paquistaní, Bilawal Bhutto Zardari, señaló: "Puede que seamos el primer país en tener un tercio de su masa continental bajo el agua, desgraciadamente no seremos el último".

Con 216 millones de habitantes, Pakistán es el quinto país más poblado del mundo y responsable de menos de 1 por ciento de las emisiones globales con efecto invernadero, aunque es muy vulnerable a los episodios meteorológicos extremos provocados por el cambio climático.

El país todavía no se recuperó de las inundaciones "sin precedentes" ocurridas en agosto, que dejaron sumergido a un tercio del territorio y provocaron más de 1.700 muertos y 33 millones de damnificados, según consignó la agencia de noticias AFP.

Al inicio de la conferencia, en la que participaban representantes de 40 países, del Banco Mundial y de bancos de desarrollo, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, pidió "inversiones masivas" y una reforma del sistema financiero internacional para ayudar a Pakistán, una cuestión que ya había mencionado en la COP27 sobre el clima en Egipto.

"Ningún país se merece lo que le ha ocurrido a Pakistán", insistió Guterres.

Por su parte, el primer ministro paquistaní, Shehbaz Sharif, afirmó en la Conferencia de Ginebra que su país estaba metido "en una carrera contra reloj para hacer frente a las labores de reconstrucción y prevención".

"Estamos en un punto de inflexión en la historia", agregó, e instó al Fondo Monetario Internacional (FMI) a reducir la presión.

"Intento constantemente convencerlos para que nos concedan una pausa", dijo.

Por otro lado, el Banco Mundial pidió "mantener los gastos en los límites soportables". 

En tanto, la ONU y Pakistán instaron a los Estados, organizaciones y empresas a incrementar su apoyo, sobre todo a nivel financiero, para llevar a cabo los planes de reconstrucción y de resiliencia climática a largo plazo emprendidos por el país.

"Pakistán es doblemente víctima: del caos climático y de un sistema financiero mundial moralmente fallido", apuntó Guterres.

Además, el secretario general de la ONU reclamó planes de financiación "creativos" para ayudar tanto a Pakistán como a otros países con ingresos medios que necesitan "invertir en la resiliencia frente a las catástrofes naturales".

Según el plan del Gobierno paquistaní, presentado oficialmente hoy en la Conferencia de Ginebra, Pakistán necesita 16.300 millones de dólares para su reconstrucción, de los cuales proyecta cubrir la mitad con recursos propios, incluyendo alianzas público privadas. (Télam)