Otras 162 personas murieron y 8.891 resultaron contagiadas de coronavirus en las últimas 24 horas en el país, mientras la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti aseguró hoy que Argentina va "a contar con vacunas suficientes para vacunar a la población de riesgo".

Con los fallecidos y nuevos casos reportados hoy, son 48.700 los decesos y 1.961.635 los infectados desde el inicio de la pandemia, de los cuales 1.754.705 son pacientes recuperados.

El Ministerio de Salud detalló que fueron realizados 52.557 testeos y 6.393.504 desde el inicio del brote, que equivalen a 140.898 muestras por millón de habitantes.

Del total de fallecidos en las últimas 24 horas, 89 son hombres y 68 mujeres.

De los hombres fallecidos, 20 eran residentes en la provincia de Buenos Aires, 2 en la Ciudad de Buenos Aires, 4 en el Chaco, 2 en Chubut, 4 en Córdoba, 6 en Entre Ríos, 1 en Jujuy, 3 en La Pampa, 2 en Mendoza, 3 en Misiones, 2 en Neuquén, 2 en Río Negro, 1 en Salta, 1 en San Luis, 3 en Santa Cruz y 33 en Santa Fe.

En tanto, de las mujeres fallecidas, 19 eran residentes en la provincia de Buenos Aires, 1 en la Ciudad de Buenos Aires, 2 en Chubut, 3 en Córdoba, 3 en Entre Ríos, 1 en Jujuy, 1 en La Pampa, 2 en Mendoza, 2 en Neuquén, 1 en Salta, 2 en Santa Cruz y 31 en Santa Fe.

La cartera sanitario detalló que cinco personas, 2 residentes en la provincia de Buenos Aires, 2 residentes de la provincia de Entre Ríos y una en la provincia de Mendoza fueron registrados sin dato de sexo. Además una mujer residente en la provincia de Santa Fe fue reclasificada.

En este contexto, el presidente Alberto Fernández afirmó hoy que la pandemia de coronavirus "nos deja como enseñanza la importancia del desarrollo científico y tecnológico", durante una visita a las instalaciones del laboratorio Richmond en el municipio bonaerense de Pilar.

El mandatario fue recibido por el intendente local, Federico Achával, y el presidente del Laboratorio, Marcelo Figueiras, quien destacó que con las medidas dispuestas por el Gobierno nacional durante la pandemia de coronavirus "se evitó una tragedia mayor" y le agradeció personalmente por "todo el trabajo que hizo" en ese sentido.

Por su parte, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, afirmó hoy que "los plazos de entrega" de vacunas contra el coronavirus "tienen un cuello de botella en la producción a nivel global y la Argentina no es la excepción" pero "seguirá recibiendo vacunas como lo viene haciendo, tratando de que no se dilaten más los plazos".

"Tenemos la tarea de llevar negociaciones con todos los laboratorios para que se provea en tiempo y forma" de vacunas a los argentinos, dijo Cafiero a la prensa luego de un acto e el Centro Cultural Kirchner.

El ministro coordinador indicó que "la Argentina siempre actuó de buena fe firmando los contratos y siendo muy transparente a la hora de exhibir a los argentinos qué se había firmado y qué se esperaba".

En tanto, la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti aseguró hoy que Argentina va "a contar con vacunas suficientes para vacunar a la población de riesgo" y destacó que el país "está claramente en una situación favorable, porque ha negociado a tiempo los contratos" para la obtención de las dosis.

La funcionaria precisó que el laboratorio ruso "Gamaleya ha informado que está escalando la producción y, si bien tiene alrededor de dos semanas de demora, ha asegurado la provisión para Argentina".

En declaraciones a la Televisión Pública, Vizzotti señaló que se trabaja "para adelantar la mayor cantidad de dosis posible de otros laboratorios".

Vizzotti aseguró que entre febrero y marzo "van a llegar las vacunas de Rusia, las de AstraZeneca, que se están produciendo entre Argentina y México" y agregó que están "negociando para ver si hay alguna otra posibilidad también".

La funcionaria informó que, de las dosis que el país comenzó a recibir en diciembre último, "se ha aplicado el 95 por ciento de las 300.000 dosis recibidas y ya se distribuyó el segundo componente de esa tanda y las 110.000 dosis del segundo componente que se recibió la semana pasada".

En el plano global, el Reino Unido aseguró que hay cerca de 4.000 variantes de coronavirus en todo el mundo, aunque hasta el momento las vacunas en circulación se mostraron efectivas contra las mutaciones más expandidas, en una campaña de inmunización global que superó la cantidad de casos acumulados y que la Cruz Roja calificó de "alarmante e injusta" por la concentración de dosis entre los países más ricos.

La cantidad de inoculados en el mundo desde el inicio de la campaña de vacunación contra la Covid-19 superó el recuento de casos totales, que la Universidad Johns Hopkins estimaba hoy arriba de 104,6 millones entre los 192 países y territorios que confirmaron contagios desde diciembre de 2019.

Hasta esta tarde, el portal Our World in Data, de la Universidad de Oxford, indicaba que más de 107 millones de personas ya habían recibido alguna dosis de las múltiples vacunas desarrolladas para combatir la enfermedad.

No obstante, la Cruz Roja alertó que el 70% de las dosis fueron aplicadas en los 50 países más ricos del mundo, mientras los 50 países más pobres apenas administraron un 0,1% de las dosis disponibles.

"Esto es alarmante porque es injusto y porque podría prolongar o incluso agravar esta terrible pandemia", expresó el secretario general de la FICR, Jagan Chapagain.

Estados Unidos, el país más afectado por la pandemia con 26,6 millones de casos, por delante de India, Brasil, Reino Unido y Rusia, también es el que más vacunados reporta, con 33,8 millones, por encima de China (24 millones) y Reino Unido (10,5 millones), informó hoy la agencia Europa Press.

Sin embargo, en términos proporcionales, Israel es el país más aventajado en su programa, al haber vacunado al 60% de sus ciudadanos.

En América latina, mientras Brasil recibió hoy desde China un cargamento con insumos para producir en San Pablo 8,6 millones de dosis de la vacuna CoronaVac y Honduras suscribió cinco acuerdos de confidencialidad con farmacéuticas de Rusia y China, Uruguay anunció un caso de la variante brasileña de la Covid-19 en el país, y en Chile más de 140.000 personas recibieron ayer la primera dosis de la vacuna. (Télam)