La Administración de Parques Nacionales (APN) recibió un aumento presupuestario del 142% para gestionar la conformación de nuevas áreas protegidas en las provincias de Río Negro, Córdoba y Chaco, y en la zona marítima donde yacen los restos del submarino ARA San Juan, además de la ampliación de parques nacionales en Tucumán y Entre Ríos, informó hoy el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

A través del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 331/2022, el Ejecutivo nacional reasignó partidas presupuestarias en diferentes organismos de la administración pública y otorgó un incremento de 6.700 millones de pesos para los fondos de la APN -lo que representa un 142% más de financiamiento- , por lo que este año dispondrá de un total de 12.000 millones de pesos.

"Es nuestro deber poder preservar, cuidar y conservar los parques nacionales, siempre con la gente adentro", aseguró el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié.

Y agregó: "Somos un organismo que se está modernizando, tanto para mejorar el rol conservacionista, como para generar conciencia y educación ambiental y promover el turismo local, nacional e internacional".

Con la reciente sanción de la ley que crea el Parque Nacional Islote Lobos, en la provincia de Río Negro, se espera que el Congreso apruebe otra serie de proyectos sobre áreas de protección ambiental.

En ese sentido, se aguarda que el Senado convierta en ley el proyecto para la creación del Parque Nacional Ansenuza, en Córdoba, y que se avance en el tratamiento para las creaciones del Parque y Reserva Nacional Laguna el Palmar, en Chaco, y del Área Marina Protegida Bentónica Agujero Azu, una superficie de 148.000 kilómetros cuadrados donde yacen los restos del submarino ARA San Juan y sus 44 tripulantes.

Está pendiente, además, la aprobación de las iniciativas para la ampliación de los parques nacionales Aconquija, en Tucumán, y Pre-Delta, en Entre Ríos.

Según informó el Ministerio de Ambiente, la creación de estas nuevas áreas y la ampliación de las ya existentes, representará un 15% más de superficie protegida.

Si todos los proyectos mencionados se convierten en ley, Argentina tendrá 724.944 hectáreas continentales y 14.800.000 hectáreas marinas bajo protección.

"Tenemos la obligación de cuidar el ambiente por la presente y las futuras generaciones, y eso hacemos cada vez que tenemos un nuevo parque nacional y cuando cuidamos todos los días las áreas protegidas con las y los guardaparques, que son patriotas del suelo argentino", destacó el ministro. (Télam)