Organizaciones feministas celebraron hoy con un "Pañuelazo Federal" el primer año de la sanción de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) en distintas provincias donde hubo manifestaciones a las que se sumaron artistas y músicos, bajo el reclamo de liberar trabas que impiden la completa vigencia de la ley en todo el país.

En la Plaza Independencia de Mendoza, Coti Fosch, integrante de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito, destacó que en la provincia particularmente "la lucha ha sido doble porque acá no solo el acceso al aborto estaba restringido como en el resto del país, sino también el acceso al Misoprostol".

Fosch aseguró que "hasta ahora no hemos tenido situaciones muy complejas en Mendoza en el acceso a este derecho humano fundamental, como sí lo han tenido en otras provincias".

Claudia Anzorena, integrante de La Malona colectiva feminista, destacó que "hay sectores donde el acceso es más ágil, y otros sobre todo en las localidades más alejadas, que son más difíciles, que se producen derivaciones que retrasan el acceso".

En Tucumán, se realizó un "Festival Verde" en la Plaza San Martín ubicada en el barrio Sur de la capital provincial, con la actuación de bandas locales, al tiempo que se realizaron intervenciones, se montó una "Femiferia", un club de ajedrez y luego hubo un "Pañuelazo".

"Organizamos este festival como una forma de mostrar a la sociedad que seguimos organizadas, atentas y trabajando para terminar con los obstáculos que aun prevalecen para aquellas personas que deciden practicarse un aborto", dijo a Télam Agustina Vilte, referente de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, en Tucumán.

Click to enlarge
A fallback.

"Hemos notado una falta de información por parte del Sistema de Salud Público Provincial (Siprosa), vemos que sigue pesando un estigma sobre el aborto y está alejando a personas que deciden hacerlo en la salud pública", manifestó.

En Neuquén organizaciones feministas marcharon por el centro de la capital en un encuentro organizado por la Colectiva Feminista "La Revuelta", en el Espacio "Graciela Alonso" del Parque Central de la ciudad de Neuquén.

Ruth Zurbriggen, referente de la organización, dijo a Télam que "la ley 27.610 es la más colectivamente luchada, es un salto simbólico y material enorme para la cultura, para la vida social, para los reclamos de los movimientos feministas y todos aquellos que se sumaron a la fuerza de la marea verde".

Sin embargo, dijo que "hay que seguir planteando las deudas que la propia ley va generando" y puso como ejemplo "la desigualdad que existe con relación al acceso porque no es universal y depende en gran medida de esas y esos profesionales amigables de la causa que van a atender de manera integral y van a garantizar el derecho".

En San Luis, las organizaciones feministas se congregaron en la plaza central de la capital puntana para realizar un pañuelazo y conmemorar el primer aniversario de la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE).

Fernanda Panes, referente del Frente de Mujeres de La Cámpora en San Luis, destacó la importancia de "la ley que ha permitido salvar muchas vidas en este primer año" y remarcó que "la falta de educación e información sobre esta normativa lleva muchas veces a no ser universal".

En Salta, el pañuelazo se realizó en la plaza de la Legislatura de la capital salteña y Mónica Rodríguez, referente local de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, destacó que "lo que buscamos son más medidas que garanticen la aplicación efectiva de la ley en todo el territorio de la provincia".

Por su parte, la activista Sofía Fernández, que también forma parte de la Campaña , aseguró que la aplicación de la ley en la provincia "es desigual y está centralizada en la ciudad capital", por lo que pidió que la implementación "sea igualitaria en todo el país y en todo el territorio salteño".

Al mismo tiempo, explicó que esta convocatoria "es también para defender esta conquista", y es "de lucha" para pedir que "se tomen médicos no objetores, que se garantice la práctica en todas las localidades de la provincia y que no se judicialicen más a las compañeras médicas que garantizan derechos". (Télam)