Unicef, Médicos sin Fronteras, AMIA, Cáritas Argentina, Fundación Gottau, Fundación Sales y Obra Don Orione llevarán adelante la quinta edición del Mes del Legado en la Argentina con el objetivo de generar conciencia y reconocer una forma de ayuda solidaria cada vez más frecuente.

El legado solidario es un tipo de testamento que habilita a disponer de toda o de una parte de la herencia a causas sociales asociadas a una o varias fundaciones, sin que esto perjudique a los herederos en sus derechos.

Este instrumento legar es muy valorado por las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) y lo consideran una herramienta que ayuda a mantener e incrementar sus programas de ayuda social.

Para realizar un legado solidario es necesario hacer un testamento, a través del cual se puede destinar desde un tercio hasta el total del patrimonio a entidades sin ánimos de lucro, indicaron en un comunicado los organismos que impulsan la iniciativa.

Asimismo, aseguraron que la única limitación que impone la ley son los casos donde existen cónyuges, hijos o nietos -herederos forzosos- que tienen derecho a recibir dos tercios del patrimonio.

Además los organismos precisaron que en el caso que no existan herederos directos ni tampoco un testamento, los bienes de la persona terminan en poder del Estado, normativa sobre la cual solo el 20% de los argentinos están infomrados según una investigación realizada recientemente por Qendar y Voices.

El principal objetivo de Mes del Legado Solidario es generar conciencia, motivar e impulsar este acto de generosidad “en favor de los más necesitados”, agregaron.

La Unión Internacional del Notariado (UINL) informó que para redactar un testamento solidario hay que informarse sobre el trabajo que realiza la Organización Social de interés a la cual se quiere beneficiar y señaló que también se puede legar el patrimonio a varias organizaciones para apoyar a más de una causa.

Por otro lado, indicó que es aconsejable acudir a un profesional letrado y con el asesoramiento correspondiente, que el testamento es un acto simple y seguro de realizar por medio de una escritura pública y que el legado queda establecido en el testamento y pasa a formar parte del Registro de Actos de Última Voluntad.

El legado puede anularse o modificarse en cualquier momento y que sólo se hace efectivo luego de la defunción del testador. (Télam)