El infectólogo Tomás Orduna consideró hoy que, ante el incremento de casos de coronavirus, se encaminan "nuevas restricciones" aunque señaló que éstas "no deben ser como las del año pasado" sino que "tienen que tener día de inicio y de finalización", y destacó la importancia de que se cumplan.

"Los números de ayer fueron contundentes", señaló el especialista en declaraciones a radio Continental y explicó que, según su criterio, "el principal foco" de contagio no serán las personas que se desplacen a destinos turísticos en esta Semana Santa sino que "el problema es en las urbes, los cuatro días de jolgorio", y los encuentros sociales y familiares con poco protocolos que se dan en el marco del receso.

"Vamos sin dudas a restricciones, que no van a ser como las del año pasado; no pueden ser iguales"

"Me parece que vamos sin dudas a restricciones, que no van a ser como las del año pasado; no pueden ser iguales", aseguró Orduna y remarcó que las medidas que se tomen "tienen que tener un día de inicio y un día de finalización y deben ser contundentes".

Asimismo, remarcó que deben ser medidas que se apliquen sólo en las áreas o distritos "en donde realmente los números muestren que es necesario" e hizo hincapié en la importancia de que las mismas se cumplan.

Orduna, miembro del Comité de Expertos que asesora al presidente Alberto Fernández e infectólogo del Hospital Muñiz, aseguró que las medidas "más eficaces no son el corrimiento de las horas de nocturnidad sino el cierre concreto, por ejemplo, de bares".

"Orduna aseguró que las medidas "más eficaces no son el corrimiento de las horas de nocturnidad sino el cierre concreto, por ejemplo, de bares"

"Hay que sacar del medio los lugares convocantes a la nocturnidad", señaló el infectólogo.

En cuanto a la presencialidad de los niños en las escuelas, el especialista advirtió que si bien "costó mucho" lograr el regreso a las aulas, no sería "tan traumático parar dos semanas, como si fueran vacaciones de invierno, y después volver, para parar el contagio interhumano".

"Con cierres concretos -con día de inicio y día de finalización- probablemente se entienda mucho más y haya más adherencia", afirmó.

En ese marco, el especialista consideró: "Entre todos, tenemos que hacer algo porque lo que hagamos cada uno de nosotros es a favor o en contra del bien común". (Télam)