El Concejo Deliberante de Rosario aprobó una ordenanza que prohíbe fumar en las zonas de playas de esa ciudad, en tanto que habrá espacios específicos habilitados para los fumadores, informó hoy el cuerpo legislativo local.

La ordenanza que fue presentada por la concejala de Propuesta Republicana, Renata Ghilotti, se aprobó ayer y establece que "un 80 por ciento de la superficie de playas públicas y privadas, deberán estar libre de humo de cigarrillos".

A su vez, ordena la creación de un sector para fumadores que "no deberá ser mayor al 20 por ciento del predio".

En ese sentido, la normativa expresa que "deberá colocarse en lugares visibles señalética que indique la existencia del sector para fumadores, donde por otra parte, deberán colocarse recipientes acordes para colocar las colillas de cigarrillos".

Al explicar la iniciativa la edila Ghilotti hizo referencia a la contaminación que generan las colillas de cigarrillos tanto en la playa como en el agua, y en este último aspecto marcó que "una sola colilla puede contaminar hasta 50 litros de agua". (Télam)