La Cámara de Casación Penal de Concordia ordenó un nuevo pronunciamiento en las 11 causas en las que fue absuelto el abogado de Gualeguaychú Gustavo Rivas, "ciudadano ilustre" de esa ciudad entrerriana que está acusado de promoción a la prostitución y corrupción de menores de edad, informaron fuentes judiciales.

En mayo de 2019, el Tribunal de Juicio y Apelaciones de Gualeguaychú lo condenó a 8 años de prisión por abusar de un menor de edad, tras un juicio que duró más de un mes y tuvo más de 100 testigos.

Consideraron que los hechos "existieron y Rivas fue su autor", convirtiendo "a esos niños en sus fetiches y objetos de placer para alcanzar su propia satisfacción sexual".

De acuerdo con los jueces, los abusos "acontecieron en el interior de las viviendas de Rivas, principalmente los viernes y sábados por la noche, a lo largo de los años y hasta 2011" y "todas las víctimas contaban con menos de 18 años".

En el mismo fallo, el tribunal lo absolvió en once casos: uno "por el beneficio de la duda", otro porque el denunciante desistió y en los nueve restantes por "prescripción" de los hechos, agregaron las fuentes.

Por eso, el pasado 18 de noviembre la Cámara de Casación Penal de Concordia ordenó, por mayoría, revisar estos últimos a pedido de la fiscalía y las querellas.

Click to enlarge
A fallback.

Al respecto, la jueza María Evangelina Bruzzo analizó las audiencias del juicio y las pruebas presentadas y remarcó que se trató de un caso de "graves atentados a los derechos humanos".

"Rivas abusó de un número indeterminado de menores y a lo largo de varias décadas de forma ininterrumpida y sistemática" atentando "la dignidad de niños vulnerables, algunos extremadamente", aprovechándose de "su prestigio y reputación para captarlos, ejercer sobre ellos y valiéndose de su inmadurez emocional", agregó.

En ese sentido, la jueza recordó que el abogado construyó una imagen forjada para "insertarse en ámbitos de menores para atraerlos y llevarlos a su domicilio".

Además, la jueza puntualizó sobre el "aprovechamiento de la vulnerabilidad etaria y psicológica" de los jóvenes que utilizaba Rivas; y su voto en un todo fue adherido por el vocal Darío Perroud.

En cambio, la jueza María del Luján Giorgio confirmó la sentencia y aseguró que es "lógica, razonable, motivada y ajustada a derecho".

La denuncia contra Rivas tuvo origen en una publicación de la revista entrerriana Análisis Digital, que reveló que el abogado llevaba a niños y adolescentes a su domicilio, donde los sometía a diferentes abusos entre 1970 y 2010.

Durante esos años, Rivas se mostró siempre como un referente cultural e histórico, escribió libros sobre la historia de la ciudad y era conocido como un "referente cultural y de los carnavales" de Gualeguaychú.

En esa época, aprovechaba su reputación para ingresar en ámbitos donde había menores de edad o lugares directamente integrados por ellos, como comisiones de estudiantes, cooperativas escolares, liga de Fútbol, básquet y natación. (Télam)