Una jueza ordenó en Salta la custodia policial personalizada para un joven que ejercía violencia de género sobre una adolescente, con la que había mantenido una relación afectiva, informaron hoy fuentes judiciales.

Se trata de la jueza de Violencia Familiar y de Género 3 de Salta, María Carolina Cáceres Moreno, quien dispuso múltiples medidas, incluyendo una custodia policial personalizada para un joven que ejercía violencia de género sobre una adolescente con la que había mantenido una relación afectiva.

Las denuncias fueron radicadas por la abuela de la adolescente, la madre y el vicedirector del establecimiento escolar al que concurre la joven, en el turno vespertino.

Inicialmente, la jueza había dispuesto consigna policial fija y rotativa para la víctima, pero igualmente el joven se acercó a la adolescente brindando una identidad falsa al momento de requerírsele identificación.

No obstante, el personal policial afectado a la consigna pudo identificarlo por fotografías.

De acuerdo con el informe policial, la adolescente le dijo en ese momento que iban a hablar cuando concluyera la consigna, circunstancia que tomó en cuenta la jueza para resolver modificar el sistema de seguridad, y disponer una custodia personalizada para el agresor.

Click to enlarge
A fallback.

Asimismo, requirió informes y dio intervención al área de Adicciones, ya que el joven tiene problemas vinculados al consumo de sustancias, y al área de salud mental, porque amenazaba con suicidarse en caso que la víctima no retomara la relación.

La madre de la víctima, informada sobre lo ocurrido, manifestó preocupación por el actuar de su hija, pese a las medidas de protección ordenadas. (Télam)