Once personas, incluyendo a nueve docentes que volvían de una comida para marcar el final del ayuno de Ramadán, murieron al chocar un minibús con otro vehículo en el sur de Bagdad, informaron hoy autoridades iraquíes que atribuyeron el accidente al exceso de velocidad.

La colisión se produjo en la noche del viernes al sábado, en un camino en la provincia de Babilonia.

Los nueve maestros volvían desde la ciudad santa de Kerbala, en el centro del país, a donde se desplazaron para una cena de final de ayuno del Ramadán, según una fuente policial, informó la agencia de noticias AFP.

El minibús en el que viajaban chocó con un 4x4 que venía en sentido contrario "debido al exceso de velocidad y la falta de atención del conductor del segundo vehículo", comunicó la dirección general de tránsito.

La infraestructura en Irak está muy deteriorada después de décadas de conflicto y los sucesivos gobiernos fueron acusados de incompetencia y de corrupción en el manejo de las obras. (Télam)