Un oficial en servicio de la Unidad de Comando del Área Norte de la Policía Metropolitana (Met), que fue destinado a una escuela secundaria del norte de Londres, se declaró culpable de cuatro delitos de abuso sexual contra niños luego de una investigación realizada por detectives especializados, que se suma a otros casos de delitos sexuales en esa misma institución.

En este caso se trata de Hussain Chehab, de 22 años, quien se declaró culpable ante el Tribunal de la Corona de Wood Green por un cargo por delito sexual contra una niña de entre 13 y 15 años, tres cargos por hacer fotografías indecentes de un niño y un cargo de involucrarse y mantener mensajes con conversaciones de índole sexual con un niño.

Al respecto, un portavoz de la Policía Metropolitana de Londres (Met), conocida como New Scotland Yard, dijo que los investigadores encontraron una serie de imágenes indecentes cuando incautaron sus dispositivos digitales, y fue arrestado por más delitos y suspendido de sus funciones en octubre de 2021.

Su delito salió a la luz ese mismo año, cuando la familia de una adolescente de 16 años llamó a la policía para expresar su preocupación por el hecho de que recientemente la joven había estado en una relación con Chehab, que creían que comenzó cuando ella tenía 15 años.

Cuando se examinaron sus dispositivos, se encontraron varias imágenes indecentes y fue arrestado nuevamente el 28 de octubre, cuando también fue suspendido de sus funciones.

El análisis de otros dispositivos también reveló mensajes entre Chehab y una niña de 14 años mantenían una comunicación sexual, y más tarde proporcionó evidencia a la policía de que habían entablado una relación sexual en 2019 cuando ella tenía solo 14 años.

Chehab fue puesto en libertad bajo fianza por sentencia en el mismo tribunal el viernes 17 de marzo de 2021, tras iniciarse un proceso acelerado por mala conducta, que se llevará a cabo lo más rápido posible.

“Estos delitos se vuelven aún más repugnantes por el hecho de que algunos de los delitos contra la imagen se cometieron mientras Chehab desempeñaba un papel como oficial de Safer Schools adjunto a una escuela secundaria en Enfield entre mayo de 2021 y su arresto en agosto de 2021", afirmó en un comunicado la jefa de detectives Caroline Haines, líder de la policía en Enfield, donde sirvió Chehab.

“Una vez que se hicieron las acusaciones iniciales contra Chehab, fue destituido inmediatamente de su cargo mientras se llevaba a cabo la investigación. Hemos trabajado en estrecha colaboración con la escuela en cuestión y la autoridad local de Enfield para garantizar que no haya más incidentes de protección no informados u oportunidades perdidas", prosiguió.

Además, Haines informó que se realizó una revisión de la información proporcionada a la Met antes de que él se uniera como oficial de policía y no se encontró nada que pudiera indicar su delito.

“Esta noticia, por supuesto, causará daños y preocupaciones considerables, no solo a la comunidad local, sino a los londinenses en general, que depositan su confianza en los agentes de policía para ir a nuestras escuelas junto a sus hijos todos los días y mantenerlos a salvo", subrayó.

Dijo que la Met, continúa apuntando despiadadamente a aquellos que corrompen la integridad de la institución.

Para ello, la Policía Metropolitana de Londres está llevando a cabo una investigación sobre delitos sexuales en su propia institución y tomando todas las medidas necesarias para garantizar que todos sus empleados están cumpliendo con los estándares de seguridad y ética.

Las medidas fueron tomadas luego del asesinato de Sarah Everard en 2021 a manos de Wayne Couzens, un oficial de policía que no estaba en servicio, un caso que conmocionó a Londres; al que la semana pasada se sumó la confesión del oficial de la Policía Metropolitana David Carrick, de 48 años, quien se declaró culpable de docenas de violaciones y delitos sexuales durante casi dos décadas. (Télam)