La Justicia de Tierra del Fuego implementó un sistema para que los infractores al Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) donde se establecen restricciones sanitarias por la pandemia de coronavirus, efectúen donaciones destinadas a la compra de insumos médicos, a cambio de eludir el proceso penal que les corresponde, se informó hoy.

La modalidad ya fue aplicada para los vecinos de la ciudad de Río Grande que infringieron la prohibición de circular en horario nocturno, como parte de un proceso de mediación, precisaron voceros judiciales consultados por Télam.

El fiscal de ese distrito, Jorge López Oribe, explicó a la TV Pública Fueguina que mientras la violación al DNU puede implicar condenas de 6 meses a 2 años de prisión, las donaciones impuestas han oscilado entre los 5 y los 30 mil pesos “dependiendo de la situación económica del acusado”, indicó.

“Se trata de acuerdos composicionales. Los infractores hacen aportes para la compra de insumos hospitalarios y de esa forma se define la causa penal”, sostuvo el funcionario judicial.

También mencionó que la solución “beneficia a todos” porque “mientras el imputado elude los costos de un proceso penal, la ciudadanía se beneficia con la adquisición de insumos y la fiscalía reduce el caudal de causas y puede abocarse a otros delitos de mayor gravedad”, expresó.

Por su parte, López Oribe aclaró que el sistema no es utilizado cuando la infracción al DNU viene acompañada de otros delitos, o cuando el infractor es reincidente.

“Hace pocos días hubo once infracciones al DNU en una noche. Cuatro de ellas se resolvieron con transferencias a una asociación que compra insumos para el Hospital de Río Grande, mientras que otros pidieron prórrogas hasta que cobraran sus sueldos”, agregó el fiscal fueguino.

En tanto, la ministra de Gobierno de la provincia, Adriana Chapperón, ratificó que la situación sanitaria de Tierra del Fuego “se mantiene”, y que si bien “no están previstas nuevas restricciones, van a intensificarse los controles”.

“La gente debe tomar conciencia. Atravesamos una situación compleja en las terapias intensivas. El tiempo de informar ya pasó. Ahora hay que proceder, hacer las denuncias y que intervenga la Justicia”, aseveró la ministra.

Chaperón se refirió al caso de eventos deportivos producidos el último fin de semana, donde fueron constatadas irregularidades en el distanciamiento social, y también reuniones sociales denunciadas por vecinos.

“Hay personal médico agotado y mucho riesgo en los tiempos que vienen. Tenemos que poner todo el esfuerzo que se pueda para cuidarnos entre todos”, concluyó la funcionaria. (Télam)