Las autoridades estadounidenses ordenaron hoy nuevas evacuaciones por el crecimiento del enorme incendio que devasta el estado de Oregon, en medio de altísimas temperaturas y la sequía que azotan al oeste de Estados Unidos y Canadá, donde falleció un bombero.

Bootleg, el mayor de los 80 grandes incendios activos actualmente en Estados Unidos, se extendió durante la noche de 1.100 a 1.170 km2, tres veces el área de la ciudad de Detroit, dijeron las autoridades.

Las evacuaciones, que ya habían abarcado a más de 2.000 personas, continuaron el domingo, informó la agencia de noticias AFP.

Las imágenes de satélite del servicio meteorológico nacional mostraron una enorme columna de humo que se elevaba por Bootleg, en el sur de Oregón, hasta la frontera con Canadá, cientos de kilómetros al noreste.

Los fuertes vientos y las tormentas eléctricas generalizadas siguen siendo una grave amenaza, a pesar de la acción de los bomberos en el flanco occidental de Bootleg triplicó la contención del foco al 22%.

Los bomberos señalaron que un incendio de rápido crecimiento en la zona turística de Lake Tahoe, en California, fue originado por rayos.

En tanto, el incendio llamado Tamarack, avivado por fuertes vientos, ha crecido explosivamente, abarcando un área de más de 80 km2, sin que hasta ahora haya podido ser contenido.

La pequeña comunidad cercana de Markleeville, en la frontera de Nevada, fue evacuada.

Los científicos dicen que el cambio climático amplifica las sequías, que crean a su vez las condiciones ideales para que se propaguen los incendios forestales, agregó AFP.

El Centro Nacional Interagencial de Bomberos dio cuenta de condiciones climáticas "muy cálidas, secas e inestables en el noroeste del Pacífico interior, las Montañas Rocosas del Norte y las Llanuras en el norte de Minnesota" para las próximas horas.

Casi 20.000 bomberos y personal de apoyo están luchando para contener los incendios que azotan los estados occidentales, señaló. Más de 10.100 km2 de bosques se han quemado este año.

Por su parte, los bomberos de Canadá continuaron combatiendo hoy decenas de incendios, incluidos unos 20 nuevos en la provincia de Columbia Británica y otros 15 en la de Ontario (noroeste).

Las autoridades de esta última provincia dijeron que un bombero murió en el hospital por una "emergencia médica" no especificada. (Télam)