Las autoridades de Nueva Zelanda pidieron a los residentes en la costa norte que se alejen de las playas y de la primera línea de mar ante la posibilidad de tsunamis, tras un sismo de magnitud 7,7 ocurrido hoy el sur del Pacífico.

"Prevemos que las áreas costeras de Nueva Zelanda experimentarán fuertes corrientes inusuales e impredecibles" tras el sismo que sacudió las islas de la Lealtad y Nueva Caledonia, advirtieron las autoridades.

El sismo de magnitud 7,7 sacudió las islas de la Lealtad y Nueva Caledonia, en el Pacífico, según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) y luego el Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico emitió un aviso a raíz del terremoto, informó AFP.

El USGS precisó en un primer momento que el movimiento había tenido una magnitud de 7,9, que rebajó a 7,5 y volvió a subir luego a 7,7.

El epicentro del sismo se localizó unos 400 kilómetros al sureste del archipiélago de las islas de la Lealtad y a unos 430 km de Vanuatu, según el USGS.

Nueva Caledonia se sitúa en el suroeste del océano Pacífico, unos 1.500 km al este de Australia.

La región afectada por el terremoto forma parte del Cinturón de Fuego del Pacífico, una de las zonas con mayor actividad sísmica del planeta. (Télam)