"No pasen, estamos aislados" es el conmovedor mensaje que una niña santiagueña, cuyo papá contrajo coronavirus y los integrantes de la familia son contacto estrecho, dejó en la puerta de su casa a los Reyes Magos para que, según dijo, "no se contagien y así puedan seguir repartiendo los regalos".

Aymará, la pequeña de 7 años de Añatuya y protagonista de esta historia que se volvió viral, lejos de preocuparse por el regalo, dejó una nota en la puerta de su casa, en el barrio Santa Rafaela, para advertirles a Melchor, Gaspar y Baltasar que no ingresen porque estaban con Covid-19.

"Estuvimos hablando por teléfono con Maira (su amiga) y pensamos que era mejor avisarles que no entren a mi casa, porque no queríamos que se contagien y así puedan seguir repartiendo los regalos a los demás niños", explicó a Télam con cierta naturalidad.

Aymará está aislada junto a su padre, Alberto Rodríguez, quien dio positivo, y todos se encuentran bien, e incluso "el sábado creo que ya nos dan el alta", comentó Rodríguez.

"Anoche estábamos conversando y salió el tema de la cartita, y ella decidió escribirla, primero teníamos miedo que los perros lleven sus pantuflas, pero esta mañana cuando se levantó estaban y con tres regalos, por lo que estaba muy contenta", dijo Rodríguez.

"Los Reyes traen el regalo que pueden y a mí me dejaron tres", dijo muy alegre Aymará. (Télam)

Click to enlarge
A fallback.