La subasta pública convocada por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires de dos edificios que lindan con un jardín maternal público en Almagro, que era resistida por parte de los vecinos y que ocasionó la presentación de un amparo judicial, quedó hoy desierta ante la falta de oferentes.

Así lo informó el Banco Ciudad en la web de subastas on line, tras la ausencia de compradores de los dos inmuebles situados en Pringles al 300.

En rigor, el Estado porteño apuntaba a desprenderse de las dos propiedades, las cuales lindan con el jardín, al que asisten niños y niñas de entre 45 días de vida y 3 años.

No obstante, los vecinos del barrio rechazaron la medida al considerar que ambos lugares podrían servir para ampliar la actual extensión de la institución, la única de este tipo en la zona, lo cual daría respuesta a la demanda de vacantes, estimada en 500 lugares.

Hace una semana, los vecinos realizaron un abrazo al edificio donde funciona el jardín, al cual concurrieron también representantes de la Comuna 5 y legisladores y legisladoras del arco opositor.

En ese marco, las legisladores porteñas del Frente de Todos Lorena Pokoik, María Bielli y Lucía Cámpora, acompañadas por miembros de la Comuna 5, presentaron un amparo para frenar la subasta.

Myriam Godoy, integrante del Observatorio del Derecho a la Ciudad, confirmó que “las subastas quedaron desiertas y no es la primera vez. Estos bienes deben quedar en la Comuna 5. Vamos por la ampliación del jardín y la construcción de una escuela infantil”.

(Télam)