Si bien la hipertensión es una patología que aumenta su prevalencia con la edad, en los últimos años los especialistas han asistido a un aumento en la incidencia de presión alta en niños, niñas y adolescentes.

"La pandemia y sus consecuencias no han pasado desapercibidas y han modificado esta curva de progresión lenta provocando un aumento en la incidencia de hipertensión en la juventud temprana y en los adultos jóvenes", explicó a Télam Mariano Duarte, Jefe del Área de Hipertensión del Hospital de Clínicas.

En este sentido, el médico remarcó que la presencia de hipertensión en el grupo etario más joven "se debe principalmente al aumento del sobrepeso y la obesidad consecuencia de una alimentación menos saludable desde la infancia y a una menor actividad física producto de la mayor exposición sedentaria a los dispositivos electrónicos y pantallas".

Si bien la hipertensión es una patología que aumenta su prevalencia con la edad, en los últimos años los especialistas han asistido a un aumento en la incidencia de presión alta en niños, niñas y adolescentes.

En la misma línea, para Miguel Javier Schiavone, jefe de Hipertensión del Hospital Británico, tanto niños como adolescentes "no están exentos de tener hipertensión", es por ello que los pediatras deberían comenzar a realizar registros de presión arterial desde los 3 años.

En tanto, Marcos Marín, del Hospital Italiano, detalló que en la adolescencia la prevalencia de hipertensión es entre un 5 y 7% pero aumenta con la edad, ya que, una persona tiene a los 30 años un 10% de prevalencia mientras que a los 70 años es de un 70%, por el envejecimiento de las arterias.

"Retrasar la aparición de la hipertensión en los adolescentes mejorando los hábitos saludables sería extraordinario, ya que, eso haría que si tenes predisposición hereditaria para ser hipertenso en vez de serlo a los 30 o 40 años, empieces a padecer la enfermedad a los 80", concluyó. (Télam)