Una niña de 11 años denunció a la Policía haber sido abusada durante tres años por un ex sacerdote, con quien convivía al ser a actual pareja de su madre, hecho que reveló en primera instancia en la escuela a la cual asiste, informaron fuentes judiciales.

La niña aseguró que el ex sacerdote Domingo Otazo desde que tenía 8 años le realiza tocamientos y que siempre le dice que con él "debe tener su primera relación sexual".

La denuncia ocurrió luego de que la niña contó a un compañero lo que le ocurría y, tras anoticiarse los docentes de la escuela 225 Luis Castañeda a la que asiste, llamaron al 102 y al 911, tras lo cual la directora informó al personal policial.

El ex sacerdote católico de la ciudad de Formosa fue detenido y quedó imputado pero ya recuperó su libertad bajo caución juratoria.

El ex religioso vivía con su pareja y la víctima en una vivienda ubicada en el barrio San Francisco de la capital formoseña lugar donde habrían ocurrido los hechos.

Según voceros judiciales, la víctima le habría pedido a la maestra ir con la Policía antes que volver a su hogar.

En el momento en que se realizaba la denuncia en la comisaría tercera llegó la madre de la niña quien se negó a denunciar a su pareja y le restó importancia al relato de su hija.

De acuerdo a la denuncia la niña le habría manifestado lo que le venía haciendo su padrastro, a lo que la mujer habría respondido que ella era “suficientemente grande para defenderse sola”.

La jueza puso a la menor en guarda con su tío y prohibió el acercamiento de su padrastro mientras se desarrolle la investigación.


(Télam)