El Gobierno de Neuquén inauguró la tercera estación de monitoreo volcánico de la provincia, que se suma a las ubicadas en los volcanes Lanín y Copahue, y que funcionará en el complejo Laguna del Maule, en el límite del norte neuquino con la región del Maule en Chile.

"El complejo volcánico Laguna del Maule ya cuenta con monitoreo en tiempo real", informó este mediodía el gobernador Omar Gutiérrez en su cuenta de Twitter, donde detalló que "ayer se inauguró la estación de seguimiento sismológico en Coyuco-Cochico para verificar su evolución y mitigar todo tipo de riesgo".

Asimismo, explicó que "se trata de un sistema que cuenta con sismógrafos, cámaras y otros equipos de alta tecnología que permiten realizar un seguimiento online de la evolución del volcán".

Desde el Gobierno neuquino indicaron que este evento se encuadra dentro del convenio de colaboración y asistencia técnica en materia de estudio y monitoreo de los volcanes activos de la provincia, celebrado entre Neuquén y el Servicio Geológico Minero Argentino (Segemar).

El objetivo del acuerdo es avanzar en la instalación de nuevos equipos que permitan ampliar las actuales redes de monitoreo de los volcanes provinciales.

El sistema de monitoreo del complejo Laguna del Maule cuenta con siete estaciones que medirán diferentes eventos en la zona, que están compuestas por estaciones sismológicas, estaciones de GPS, cámaras IP, acompañadas por paneles solares y baterías con transmisión de datos hacia la Oficina Provincial de Tecnologías de la Información (Optic), Defensa Civil y el Segemar.

Click to enlarge
A fallback.

Con esta inauguración, la provincia de Neuquén cuenta con tres estaciones de monitoreo ubicadas en los volcanes Lanín y Copahue, y en el complejo Laguna del Maule. Se trata de una acción que potencia el trabajo de vigilancia volcánica que se lleva a cabo en el territorio neuquino y que también se desplegará en las formaciones volcánicas Domuyo y Tromen. (Télam)