El Ministerio de Salud de Neuquén invirtió 3.600.000 pesos en la compra de 15 freezers portátiles que permitirán avanzar con la campaña de vacunación contra la Covid-19, ya que garantizarán la cadena de frío permitiendo aplicar el fármaco en terreno y en los lugares más alejados de la provincia.

"Esta adquisición es parte de todo el trabajo que venimos realizando para llegar con la vacunación Covid-19 a cada neuquina y neuquino contemplado dentro de la población objetivo, siempre con el horizonte puesto en la gestión que demanda un operativo de esta envergadura, inédito en todo sentido", manifestó la ministra de Salud, Andrea Peve, en un comunicado.

Peve destacó que "cobran relevancia las distintas estrategias diagramadas por el ministerio, en función de la temperatura de conservación de las vacunas, que son actualizadas y repensadas permanentemente".

Los equipos adquiridos mantienen una temperatura de conservación de -18° y también entre 2° y 8°, lo que facilitará el traslado de distintas vacunas, incluso las del calendario regular.

Además, los freezers portátiles permitirán concretar la inmunización en terreno y en los lugares más alejados de los centros de vacunación de la provincia como así también en las residencias de larga estadía, siempre en función de la llegada de nuevas dosis.

La vacunación contra la Covid-19 es libre, voluntaria y gratuita y se realiza de forma escalonada sobre los distintos grupos que integran una población objetivo que alcanza a 178.000 personas en la provincia del Neuquén.

La misma está conformada por trabajadoras y trabajadores del sistema de salud; personas mayores de 60 años; personas con factores de riesgo de 18 a 59 años; personal esencial de fuerzas de seguridad y personal de educación. (Télam)